Reservas probadas de Pemex

Los hidrocarburos constituyen una de las mayores riquezas naturales de México. Nuestro petróleo y gas natural no solamente representan una de las principales fuentes de ingresos para las finanzas públicas del país, sino que también representan una gran fuente de empleos y oportunidades para las familias mexicanas.

Para aprovechar los hidrocarburos, de 2000 a la fecha la inversión pública presupuestaria aumentó en Petróleos Mexicanos (Pemex) 172% en términos reales, al superar 1.5 billones de pesos. Este año el monto alcanzó más de 300,000 millones de pesos.

Dicha inversión, entre otras cosas, le permitió aumentar la tasa de reposición que pasó de 80% en 2010 a 101% al primero de enero de 2011, después de una década que no se alcanzaba ese nivel en los recursos disponibles para su extracción.

México tiene detectados depósitos de petróleo y gas por más de 200,000 millones de barriles en campos terrestres, aguas someras, aguas profundas y campos abandonados en espera de tecnología, infraestructura y recursos financieros que permitan convertirlos en reservas y posteriormente en producción.

Las reservas Probadas, Probables y Posibles (3P) se ubicaron al 1 de enero de este año en 43,837.3 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (bpce), suficientes para mantener la tasa actual de explotación durante 32.3 años.

Las Reservas probadas de petróleo crudo equivalente (petróleo y gas) del país, es decir, las que tienen una certidumbre de ser explotadas de más de 90%,  al primero de enero de 2012 resultaron ligeramente por arriba del nivel del año pasado al ubicarse en 13,810 millones de barriles.

Mantener las reservas probadas en una relación reservas/producción suficientes para una década es una nivel dinámico y adecuado, pero lo importante es reponer el mismo volumen o más de los hidrocarburos que se extraen.

Gracias a las inversiones “sin precedentes” ejecutadas en las últimas décadas, se logró revertir la tendencia declinante que mantenían las reservas de hidrocarburos en el país.

Por lo tanto, el único reto pendiente que tiene Pemex para cumplir con la meta establecida en la Estrategia Nacional de Energía (ENE) de retornar a volúmenes de 3.3 millones de barriles diarios en 2026 es que las inversiones sean aplicadas con oportunidad.

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();