Trión 1: el primer campo en Aguas Profundas

El yacimiento del pozo Trión-1, ubicado en el Golfo de México, a unos 180 kilómetros de las costas de Tamaulipas y a 39 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, es el primer campo localizado en aguas profundas, de gran envergadura.

Con este descubrimiento,  Petróleos Mexicanos (Pemex) podrá certificar reservas de hasta 400 millones de barriles de crudo adicionales, pero también se espera que el pozo forme parte de un sistema petrolero de 20 yacimientos con más de 13,000 millones de barriles de petróleo, lo que equivale a un tercio de las reservas actuales o al total de las reservas probadas.

El hallazgo otorga mayor certidumbre a los recursos prospectivos del proyecto y con esto, México podría incrementar la producción petrolera a mediano y largo plazos.

El pozo fue perforado a 2,500 metros de tirante de agua y a una profundidad actual de 4.5 kilómetros, incluyendo la corteza del lecho marino. La perforación, que requirió una inversión de 120 millones de dólares, inició el pasado mes de junio con la plataforma Bicentenario, de sexta generación, construida en el país asiático de Corea.

El siguiente paso implica delimitar el área del yacimiento ubicado en el área conocida como cuenca subsalina en el Cinturón Plegado de Perdido, es decir, perforar pozos alrededor y a diferentes distancias del descubrimiento.

Aunque los proyectos en aguas profundas toman en promedio hasta siete años, Carlos Morales Gil, director de Pemex Producción y Exportación (PEP) prevé lograr ese desarrollo en alrededor de cinco años.

El descubrimiento tiene grandes probabilidades de éxito comercial, porque las condiciones del yacimiento en arenas de buena permeabilidad con 350 milidarcys, rocas con 25% de porosidad, y la densidad del crudo de 34 grados API que lo hacen muy ligero, bastante sencillo de transportar y fácil de comercializar en el mercado internacional ya que el crudo de esas características es el mejor cotizado.

El director de PEP, Carlos Morales Gil, describió el crudo de Trión como de muy buena calidad al ser “dulce”, por no tener azufre, a diferencia de todo el crudo que se produce en el sur y en Campeche”, lo que significa que es petróleo de alta rentabilidad económica.

Para obtener ese recurso se necesitan al menos de 750 millones de dólares que serían aplicados para la perforación de más pozos para delimitar el área del yacimiento, mientras que al proyecto en general, ya con la instalación de plantas para su almacenamiento, costará más de 2,000  millones de dólares.

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();