Cunde el shock financiero internacional

La volatilidad económica de estos tiempos afecta principalmente a los mercados accionarios y a las divisas. El temor de los analistas es que el desplome de los mercados podría estar anticipando una recesión.

Las bolsas de todo el mundo mantienen una tendencia negativa. Y se acrecienta ante cualquier cifra económica negativa de Estados Unidos o Europa; no se percibe un catalizador que permita cambiar la tendencia.

Analistas de Santander afirman que los inversionistas buscan refugios de inversión seguros, como los bonos alemanes, ingleses, canadienses y estadounidenses.

Este fenómeno sorprende porque los metales como el oro y plata, que han subido constantemente en los últimos dos años, presentan caídas junto con las bolsas a mínimos de seis semanas, de la mano con la debilidad de las divisas, e incluso en las materias primas como el petróleo.

En México, la mayor atención se centra en el tipo de cambio. De continuar la volatilidad, la paridad del peso frente al dólar -en operaciones al mayoreo- primero se enfilará hacia las 13.95 – 14.0 pesos por dólar, pero si supera estos niveles se enfilaría posteriormente hacia los 15.5 pesos, que fue el nivel más alto que alcanzó durante el primer trimestre de 2009.

En la encuesta que realiza Banamex entre especialistas del sector privado y que dio a conocer el pasado martes 20 de septiembre, se observa un ajuste en el pronóstico de tipo de cambio de fin de año, a 12.05 pesos desde 11.90 pesos por dólar.

(Ricardo Vázquez – Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();