Telecomunicaciones: choque de gigantes

La “guerra” de las televisoras -Televisa y TV Azteca- contra Carlos Slim -el hombre más rico del mundo- ha dado un giro total. Ahora se produce un choque de gigantes por la dominancia del mercado de las telecomunicaciones del país, y las autoridades mexicanas quedan entre la espada y la pared.

La Comisión Federal de Competencia (CFC) se enfrenta a la decisión más complicada en materia de telecomunicaciones: autorizar o negar la fusión de Televisa, de Emilio Azcárraga, con Iusacell, de Grupo Salinas y dirigida por Ricardo Salinas Pliego. Esta decisión puede dar paso a un nuevo monopolio en el país y confrontar directamente el dominio de las compañías Teléfonos de México (Telmex) y Telcel de Carlos Slim.

Y a este complicado panorama también se suma un nuevo actor que busca ser un protagonista en la batalla de las telecomunicaciones, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que dirige José Angel Gurría, puso el dedo en la yaga al presentar un informe sobre el costo de mantener las telecomunicaciones con un solo jugador dominante, Telmex y Telcel, ambas empresas en un conglomerado llamado América Móvil.

Según la OCDE, la industria de la telefonía en México cobró a los usuarios 13,400 millones de dólares anuales de más de 2005 a 2009, lo que afectó el crecimiento económico potencial del país.

Los cargos excesivos por la falta de una verdadera competencia en el sector, aunado a la pérdida potencial de negocios ocasionada por esos precios elevados, fue equivalente a 1.8% del producto interno bruto del país en ese lapso, de acuerdo con el estudio sobre las telecomunicaciones en México realizado por la OCDE.

Aunado a esto, para la OCDE los precios del servicio de internet de alta velocidad en el país son los más elevados entre todos los países que conforman la organización.

Carlos Slim, por su parte, afirma que es la información proporcionada por la OCDE es totalmente falsa y distorsionada, además de que afirma que ningún ejecutivo de Telmex ni de Telcel se reunieron con alguna autoridad de la OCDE para ofrecer información verídica al respecto.

Y aún va más allá la respuesta de Slim al señalar que el estudio presentado por la OCDE fue realizado “por encargo” (de Televisa y TV Azteca).

Toda esta guerra de “información” se da días previos a que la CFC de su fallo para la fusión entre Televisa y Iusacell, que buscan crear una empresa de telefonía celular y cuando el ambiente de las telecomunicaciones está muy activo, ya que también se comienza a hablar sobre la importancia de tener mayor apertura en televisión abierta –una petición que ha realizado Carlos Slim ante las autoridades y que no ha logrado conseguir en los últimos años-, así como las próximas licitaciones de fibra oscura para crear la cuarta red troncal nacional.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();