Plan de Vivienda disgusta a inversionistas

El reciente anuncio del Plan Nacional de Vivienda generó una reacción negativa de los inversionistas sobre las acciones del sector que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), las cuales no han dejado de caer en su precio de mercado.

Marco Medina, analista del sector vivienda de BX+ señaló que “el desencanto del Programa de Vivienda de la nueva administración anunciado el pasado lunes 11 de febrero tuvo un impacto negativo”.

En opinión del especialista, el principal cambio respecto a la administración anterior es la creación de un nuevo organismo denominado Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) que buscará consolidar la actividad del sector.

En cuanto al tema de subsidios a la vivienda, Medina afirmó que podrían presentarse nuevos requerimientos para los desarrolladores a partir de 2014.

Sin embargo, apuntó que en el corto plazo se dará continuidad a las iniciativas y programas de subsidios federales que son parte de las causas de la disminución en la generación de efectivo de los desarrolladores, porque la expectativa de poco crecimiento a futuro no cambia.

Erasmo Carlos González, analistas de Banamex-Accival, por su parte, indicó que es injustificada la reacción negativa hacia las constructoras que cotizan en bolsa.

Sobre el programa en particular, consideró que el plan de cuatro puntos del Presidente Enrique Peña Nieto (EPN) reiteró previos anuncios y mantuvo el énfasis en la sustentabilidad y reducción del rezago de la vivienda fomentado por la anterior administración.

“La concesión de créditos para la mejora de las viviendas tampoco es una estrategia nueva y, aunque no se mencionó de manera prominente, tampoco lo sería el aumento de los créditos para las compras de viviendas ya existentes para promover su reventa”.

Agregó que “aunque vemos una gran continuidad en la política nacional de vivienda de EPN, el problema se encuentra en los detalles (en este caso, el riesgo de ejecución para las constructoras). Y, lo que es más importante, EPN enfatizó que las constructoras dispondrán de 24 meses para adaptarse a las nuevas regulaciones”.

Los analistas de BX+ esperan que los resultados de este tipo de empresas (Geo, Homex, Urbi, Ara, Sare y Hogar) al cuarto Trimestre de 2012 muestren un desempeño débil derivado de una marcada disminución en las operaciones con Infonavit al cierre del año.

“De esta forma se culminará un año muy complicado para el sector que se vio afectado por el reordenamiento de estrategias de los constructores con el fin de ajustarse a los requerimientos del sector así como una mayor colocación de créditos destinados para la adquisición de vivienda usada y reparaciones. Se espera que los desarrolladores cierren el 4T12 con balances apalancados y una quema de efectivo muy importante”, concluyó Marco Medina.

(Ricardo Vázquez/Mexian Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Comentarios

  1. Juan Rodriguez dice:

    Todas las inmobiliarias sufren el efecto bumerang respecto a la venta de casas ya que no consideran la ubicación de sus desarrollos, lo que les importa es vender sin ver la infraestructura económica de la zona y preveer que si sus compradores no tienen fuentes de trabajo cerca, no generarán ingresos para el pago de vivienda contratada. Resido en Tijuana, y como ejemplo pongo a URBI Villas del prado como un fraccionamiento fracasado, alejado de los centros de trabajo ocasionando el abandono de las casas, más de 450 casas, que han sido invadidas por malvivientes y viciosos. Deberían hacer conciencia y como buenos mejicanos preocupados y con amor a su patria y a sus compatriotas hacerles una buena vida a sus clientes con una vivienda digna.

Opina

*

 

genesis();