Pide voz el sector industrial en la reforma energética

En los últimos días, las cúpulas del sector industrial han dejado oír su voz para plantear la necesidad de una reforma energética integral que, más allá del petróleo, incluya la electricidad, el gas, el carbón, las energías alternas, la petroquímica básica y secundaria, así como la refinación.


El actual gobierno federal, al inicio de su administración anunció la intención de presentar ante el Congreso de la Unión una iniciativa para la multicitada reforma energética. De inmediato, dirigentes empresariales se sumaron a esta intención, enfocándose en el gas y petróleo, y en el especial atractivo que tiene para el sector privado nacional y extranjero participar en tareas de exploración, explotación y producción de estos combustibles.


Llama la atención que, luego de los pronunciamientos gubernamentales y de los líderes de negocios sobre la necesidad de una reforma que abarque cambios constitucionales pero que deje la rectoría del sector a Pemex como empresa del Estado mexicano, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) subraya que esta reforma debe ser integral, y plantea que la propuesta debe incluir a la electricidad y a la CFE, además de las energías renovables.


Al introducir en la discusión la palabra integral, el organismo está llamando la atención sobre una propuesta más global y de largo plazo: “el sector energético requiere de una planeación estratégica de largo alcance, eficaz y competitivo a nivel mundial”, que provea a la industria nacional con insumos de calidad y ofrezca tarifas competitivas a nivel internacional.


En consideración de la Canacintra, tanto la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como Petróleos Mexicanos (Pemex) deben formar parte de una estrategia de crecimiento de la industria que los convierta en detonadores de proyectos de desarrollo tecnológico, industrial y de infraestructura. Así que remonta hacia otros horizontes y sale de la discusión viciada y circular del nacionalismo y privatización de la industria petrolera.


Los industriales demandan espacios en el sector energético para crear fortalezas y oportunidades por regiones, sin que implique la venta de paraestatales. La Canacintra propone que la Comisión Federal de Electricidad y Pemex formen parte de una estrategia de crecimiento industrial, que se conviertan en detonador de proyectos de desarrollo tecnológico, industrial y de infraestructura.


El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha planteado que en espera de la reforma energética están empresarios nacionales y extranjeros dispuestos a invertir en el área de exploración y explotación de petróleo y gas; sin embargo, los industriales de la transformación subrayan la urgencia de inversiones en electricidad, pues la falta de recursos se traduce en problemas de calidad, que afectan a la producción y seguridad de la planta productiva y de los usuarios.

Para la Canacintra el petróleo debe ser plenamente aprovechado; transformar el crudo en productos con mayor valor agregado y utilizar la renta petrolera para afianzar las actividades económicas. En el caso de la electricidad consideran que la reforma debe contemplar las necesidades de inversión en generación, transmisión y distribución que abarquen el largo plazo.


A su vez, los industriales consideran que en el área de los recursos renovables la reforma debe fomentar la producción y uso de combustibles energías limpias y la eliminación de subsidios en los combustibles fósiles que a quienes más benefician es a los grandes consumidores.


Se esperaba que el gobierno federal enviara la iniciativa de reforma en el actual periodo de sesiones del Congreso de la Unión, sin embargo, el siniestro en el edificio B2 del centro administrativo de Pemex, cambió el tiempo político adecuado para promover la transformación y modernización del sector y se retrasa entonces unos meses la discusión y aprobación de las nuevas reglas para la industria energética. Será en el segundo periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión que inicia en septiembre de este año.


Los posicionamientos y declaraciones sobre los beneficios de la reforma energética por parte de los funcionarios del gobierno federal mantienen en la mira el objetivo de buscar el crecimiento del país y nuevas inversiones por esta vía, y en este sentido, los planteamientos de la Canacintra hacen ver que industria busca que se le de voz y espacio a sus requerimientos y a su visión de país.

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();