Inversionistas internacionales ven paraíso en México

Los mercados financieros locales registraron en 2012 una captación de inversión extranjera de cartera récord, al contabilizar un ingreso de capitales por 73,380 millones de dólares (mdd), lo que significó un incremento anual de 59.7%, de acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico).

 

Los flujos financieros captados por México fueron inversiones en mercado de dinero y  acciones, tanto en recursos que llegaron del exterior a nuestro mercado, como a través de emisiones internacionales que se realizaron desde México en ambos mercados.

 

Analistas de la casa de bolsa BX+ afirmaron que la también llamada “inversión extranjera de portafolio (IEP) tuvo un desempeño favorable debido a la búsqueda de mayores retornos en comparación con los ofrecidos por las economías avanzadas y por otras economías emergentes, las cuales asumieron una política monetaria expansiva mediante la reducción de tasas de interés para estimular el crecimiento económico”.

 

Por ejemplo, recordaron que en 2012, Brasil recortó su tasa de referencia siete veces hasta un nivel de 7.25%, lo cual, junto con el deteriorado panorama económico, se tradujo en una caída de la IEP de 63.4%. También, Rusia registró una salida neta de capital extranjero por 56,700 mdd, acumulando cinco años con flujos negativos.

 

Comparativamente, la IEP en México avanzó 56.7% en 2012, hasta un nuevo reécord de 73,380 mdd, sugiriendo una tendencia positiva para 2013, indicaron los analistas de BX+.

 

Año con año, México ha incrementado su atractivo para los inversionistas internacionales, toda vez que en 2009 recibió 7,648 mdd por inversión externa de portafolio y para el 2010 captó inversión extranjera de cartera por 29,620 mdd, misma que se incrementó a 45,946 mdd en 2011 y alcanzó un máximo histórico de 73.380 mdd en 2012.

 

Es decir, en la segunda mitad del sexenio de Felipe Calderón, México captó inversión extranjera de cartera por 148,946 mdd, superando la inversión extranjera directa que se recibió en todo el sexenio pasado.

 

Además de los diferenciales de tasas de interés y el aumento de los precios en las acciones que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, los inversionistas foráneos ven con buenos ojos a México por la estabilidad de sus variables macroeconómicas, el crecimiento sólido de los último tres años y porque su economía ha logrado estar aislada de la crisis internacional, principalmente de la europea.

 

Adicionalmente, en el corto plazo ven con optimismo la posibilidad de reformas estructurales, como las que pronostican en materia energética, las cuales estimularían fuertes inversiones en el país.

 

(Ricardo Vázquez/Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();