Alta Prevención hace negocio ‘telúrico’

En 2010 la peor catástrofe, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria de Seguros (AMIS), fue el terremoto de Mexicali, que originó el pago de 3,397 millones de pesos por pólizas cubiertas de seguros y fianzas, entre daños a bienes y autos.

Además en el mismo año el país fue azotado por los huracanes Alex y Karl que, junto al terremoto, originaron el pago por parte de la industria de seguros y fianzas de 7,830 millones.

Una diferencia muy amplia contra 2009, cuando se pagó un total de 1,399 millones de pesos en pólizas, debido a siniestros del huracán Ximena e inundaciones provocadas por lluvias torrenciales registrada en el Estado de México y en el Distrito Federal.

Ante esos fenómenos y las fallas en la estructura operativa de las autoridades han derivado en una oportunidad de negocio con alertas sísmicas. Benjamín Laniado, director de la empresa de seguridad Alta Prevención, detalló que el sistema anticipa una alerta sísmica.

La tecnología se desarrolló con asesoría israelí. Los dispositivos detectan los movimientos telúricos a partir de 4 grados, de los 12 de la escala de Mercalli, la cual mide la intensidad de los terremotos a través de los efectos y daños causados a las estructuras.

Según datos de Laniado hogares y empresas pueden invertir desde 5,000 hasta 30,000 pesos por alerta.

(Mexican Business Web con información de Notimex)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();