Redes de poder: PAN, las señales de arriba

Días antes de anunciar formalmente su retiro de la carrera por la candidatura presidencial del PAN, el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, mantenía la firme convicción de llegar hasta el final, pero hubo señales que lo bajaron de la nube en que andaba.

Lujambio estaba tan entusiasmado que llegó a comentar que su compañero de gabinete y visto por propios y extraños como el favorito de Los Pinos, el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, tenía derecho a sentirse el candidato panista, pero eso todavía estaba por verse.

Sin embargo, según cuentan algunos de los allegados al tema de la Educación Pública, en esos días Lujambio tuvo una reunión con la lideresa magisterial, la controvertida Elba Esther Gordillo.

Como es natural, la “maestra” le expresó su simpatía por la competencia en que estaba involucrado, tuvo algunas frases ya conocidas de reprobación a la exsecretaria de Educación Josefina Vázquez Mota, quien por cierto también participa en la carrera por la candidatura panista, y luego abordaron el tema de las posibilidades de Lujambio.

Ducha como se ha hecho al paso de los años en la interpretación de las “señales del poder”, la maestra sacó su brújula política y con base en preguntas “clásicas” fijó el rumbo para las aspiraciones de Lujambio.

Una primera pregunta estuvo referida, por supuesto, a la relación de Lujambio con el “number one” de Los Pinos (Jesús Sánchez dixit), a lo que el interpelado respondió que muy buena y de gran cercanía personal.

Luego, ya entrando en materia, el cuestionamiento estuvo referido a que si en épocas recientes, más allá de los festejos del bicentenario, le había encargado alguna tarea de relevancia.

También fue interrogado respecto a la representación que había tenido últimamente en nombre del jefe del Poder Ejecutivo y la relevancia del asunto abordado o del acto en que ello hubiese ocurrido.

Otra “pregunta-reflexión” estuvo relacionada con algún comentario o indicación directa de cómo avanzar en su precandidatura y la relación a seguir con los otros contendientes.

Como fuera de la primera cuestión, la de la cercanía y amistad, Lujambio no tuvo respuestas que le indicaran que él apuntaba para ser el elegido, llegó a la conclusión de que las señales de arriba no le favorecían y lo mejor sería terminar el sexenio como titular de Educación.

De tal suerte que Lujambio decidió anunciar, en la sede de su partido, el PAN, su renuncia a la contienda por la candidatura presidencial y dar “todo su apoyo” no a Cordero, como muchos esperaban, sino al líder nacional del albiazul, Gustavo Madero, para que éste lleve adelante el proceso de selección sin presiones y se elija al mejor.

Al igual que otro de los “contendientes” que se había bajado del caballo, Javier Lozano, secretario del Trabajo, Lujambio argumentó que las encuestas no le favorecían, no obstante que en la mayor parte de ellas se encontraba por arriba de Cordero en las preferencias electorales.

A los retiros de Lozano y Lujambio, también se sumó previamente el de Heriberto Félix Guerra, secretario de Desarrollo Social, quien no tuvo que hacer mayores trámites ni reflexiones, pues en realidad “nunca pintó” y su única bandera era la cercanía con el presidente Calderón, ya que ni siquiera tiene credencial como militante del partido en el gobierno.

Con esto, de los cuatro miembros del gabinete apuntados para la carrera presidencial, solo queda vivo el llamado “plan A” de Los Pinos, esto es el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, quien sí ha recibido varias señales desde lo más alto del poder.

Aunque muchos militantes de su partido y algunos aspirantes a la candidatura presidencial siguen reclamando “cancha pareja” y critican el doble papel de Calderón como presidente de la República y al mismo tiempo como jefe real del PAN, las señales para Cordero son abiertas.

Esto se refleja, muy al viejo estilo del PRI, ahora el partido a vencer, en la “cargada” de gobernadores, legisladores y funcionarios públicos en favor del secretario de Hacienda y en las expresiones de éste en el sentido de que será presidente de la República y dará continuidad a las grandes tareas del presidente Calderón, entre ellas la lucha incansable contra el crimen organizado.

Pero no solo los integrantes del gabinete han recibido señales, unas para bien -en el caso de Cordero- y otras que los llevaron a dejar la carrera, como ocurrió con Lozano, Félix Guerra y Lujambio, también las ha habido para otros de los participantes.

La más clara y abierta fue para la aún diputada Josefina Vázquez Mota, a quien en acto público Calderón le expresó su afecto y reconocimiento personal a sus capacidades como funcionaria y como política, y de hecho la empujó a renunciar a su cargo como coordinadora de los diputados panistas al desearle “suerte en sus nuevos menesteres”.

Vázquez Mota, quien se había resistido a dejar el cargo, tomó la “señal” y anunció ya su renuncia a la coordinación de los legisladores panistas y no solo eso, sino que también pedirá licencia como diputada para dedicarse de lleno a promover su candidatura presidencial.

Para muchos panistas, al atender la señal de “las alturas”, Vázquez Mota se convierte formalmente en el “plan B” de Calderón para enfrentar en la carrera al mejor posicionado en las encuestas y en las preferencias de los panistas, el senador con licencia Santiago Creel.

Desde luego, la dimisión de Lujambio y la confirmación de Vázquez Mota dentro del equipo de Los Pinos, también representan una señal, aunque nada alentadora en su favor, para Creel, quien aunque ha reclamado “cancha pareja” y el fin de la “doble cachucha” en clara alusión a Cordero, que poco ha conseguido en ese terreno.

El séptimo, ahora cuarto contendiente por la candidatura panista, el gobernador de Jalisco, Emilio González, también se dice todavía en la pelea, pero con muy poco eco, dado que según dijo, su prioridad son los juegos deportivos panamericanos que tendrán lugar en la ciudad de Guadalajara en octubre y noviembre próximos. La indiferencia es la “señal” que ha recibido del poder.

(Tomado de El Financiero)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();