Reformas abren oportunidades en México

La economía mexicana inició lenta en el primer trimestre de 2013, pero el ambiente positivo en materia política por posibles reformas estructurales y el optimismo financiero tras la mejora en la perspectiva de calificación soberana de la deuda de México, abrenla posibilidad de ampliar las  inversiones en diversos sectores productivos del país.

Hasta el momento la información económica que se conoce no es positiva, más bien refleja una desaceleración económica que de alguna manera fue determinada por la menor demanda de Estados Unidos en el último trimestre del año pasado.

Por una parte, las exportaciones totales del país reportaron en enero una contracción anual de 0.2%, donde las ventas externas de manufacturas apenas crecieron 1% anual. Adicionalmente, la producción industrial avanzó 1.75% anual en el mismo mes, cifra por abajo del 5.2 y 6% que observó en el mismo mes de los dos años previos.

En su caso, las ventas al menudeo (cifras más recientes) experimentaron en diciembre pasado una caída de 1.8%.

Es decir, la economía real muestra síntomas de debilidad al inicio de año, incluso algunas firmas de análisis del sector privado ya corrigieron a la baja sus pronósticos de crecimiento para 2013.

Pese a ello, hay un ambiente de optimismo en los ámbitos político, financiero e incluso empresarial, por los diversos eventos que han ocurrido en los meses recientes y que generan un clima de negocios positivo.

Entre estos eventos destaca la Reforma Laboral, aprobada en la recta final de 2012, así como la reciente presentación de una iniciativa de Reforma Constitucional a las Telecomunicaciones,que fue muy bien recibida por partidos políticos y empresarios, y que como efecto, la calificadora Standard &Poor´s (S&P) mejoró la perspectiva de calificación soberana de México.

Por la aprobación de la Reforma Laboral y el buen escenario para que suceda lo mismo en Telecomunicaciones, se prevé que las Reformas Hacendarias y Energéticas programadas para presentarse en la segunda mitad del año también tengan muchas posibilidades de llevarse a cabo.

Todas estas reformas han sido esperadas durante muchos años y por eso causan optimismo entre los empresarios e inversionistas.

La reforma en materia de Telecomunicaciones permitirá crear dos nuevas cadenas de televisión abierta, lo que implicará una gran inversión.

Se podrá incrementar la Inversión Extranjera Directa (IED) debido a que se permitirá elevar de 49% a 100% la participación de ésta en las áreas de telefonía y comunicación vía satélite. De igual manera, en radiodifusión se permitirá IED hasta en un 49%, cuando ahora es nula.

La reforma energética, en tanto, implicará la apertura a la inversión de la iniciativa privada a diversos segmentos del sector.

Es decir, por todos los ángulos se perciben oportunidades de inversión en sectores clave de la economía mexicana.

(Ricardo Vázquez/Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();