Energía eólica en México, más viva que nunca

Vive Energía es una empresa mexicana que nació con el viento a su favor. Aún no cumple ni un año y ya desarrolla su primera planta de energía eólica, que también será la primera que se construya en Yucatán, y que representará una inversión superior a los 100 millones de dólares (mdd).

Esta planta, que estará lista en el tercer trimestre de 2014 y tendrá capacidad para 70 MegaWatts (MW), es parte de la cartera de proyectos de energía renovable de esta empresa que está convencida de que el país debe aprovechar los enormes recursos naturales que tiene y transitar hacia las fuentes de energía limpia, aseguró Gerardo Pandal, consejero de Viva Energía en entrevista con Mexican Business Web.

¿Qué es lo que distingue a Vive Energía de otras compañías desarrolladoras de energía renovable?

Somos una compañía 100% mexicana. Los socios y consejeros tenemos conocimiento, ganas y dominio del sector, así que consideramos que es momento no solamente de aprovechar lo que existe en este país sino que salgamos a aprovechar el mercado de las energías renovables en el mundo como lo han hecho otras empresas.

¿Qué proyectos prepara?

Estamos construyendo nuestro primer parque eólico de 70 MW. Es un proyecto que está fuera de Oaxaca el cual es importante porque ese estado tiene los mejores vientos del mundo, pero México es muy grande y tiene oportunidades de desarrollo de energía eólica en otros sitios.

Además del proyecto en Yucatán estamos en el desarrollo de cinco proyectos de energía eólica, tres de cogeneración y estamos incursionando en proyectos de biogás. Además, tenemos la visión de incursionar en la generación de energía solar, pero de momento estamos esperando que esa tecnología avance para encontrar un momento adecuado.

Lo bonito de los proyectos de energía eólica es que tienen una derrama muy importante y además llegan a comunidades que llevan años de retraso y donde el desarrollo no ha podido llegar, así que en Viva Energía estamos convencidos de que hay que dejar la mayor cantidad de trabajo e inversión en este país.

La planta tendrá una capacidad para producir 70 MW, pero ¿cuánta electricidad efectiva generará y para que será suficiente?

La planta se desarrollará bajo el esquema de autoabastecimiento, lo que significa que la energía será entregada a varios socios a un precio que estará por debajo de las tarifas que ofrece la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Pero esa es una pregunta importante porque cuando alguien dice voy a hacer un parque de 100 MW lo primero que preguntamos es con qué factor de planta va a operar, es decir cuánto viento hay en un parque y en México el factor es de entre 35 y 40%, lo que significa que una planta de esa capacidad entrega entre 35 y 40 MW.

Una ciudad como Santillo, con alrededor de un millón de habitantes consume de alumbrado público alrededor de 4 MW, así que 35 MW sirven para muchas cosas. En nuestro caso nuestros clientes participan en sectores variados y con uso intensivo de electricidad como de la industria metalmecánica, de la industria refresquera, hotelera, textil y comercial, así que serán clientes considerados como grandes pero también de la pequeña y mediana industria.

La energía eólica no repuntaba en México porque no competía en precio con otras alternativas, ¿ya es competitiva?

Los precios de la energía eólica van a la baja. Hace cinco años estuvimos cotizando proyectos y la instalación de 1 MW rondaba entre los 2.5 y 3 millones de dólares. Ahora, con toda certeza, el MW instalado cuesta entre 1.5 y 1.8 millones de dólares.

Así que los proyectos eólicos tienen una ventaja enorme porque buen viento, buen precio y buen tecnólogo permiten darle al comprador de la energía un mayor beneficio.

Con esos costos de producción las energías renovables no son baratas…

Hoy por hoy, ya comprobamos que por lo menos el 30% del sistema eléctrico nacional instalado podría producirse con energías renovables baratas y competitivas frente a los costos de generación de la CFE, porque estamos tomando los lugares donde hay viento con factores de planta de arriba de 35%, más los precios bajos de la tecnología permiten generar un kilovatio más barato que la CFE cuyo precio con gas natural está en los niveles más bajos que ya no van a bajar porque ya no sería rentable.

En esa pelea ya ganamos por lo menos el 30% que son 20 mil MW de energía eólica adicional porque la generación con hidrocarburos traen subsidios fuertes así que esto es una cuestión de lógica: entre más usemos las renovables menor será el precio y entre más usemos los hidrocarburos mayor será el precio. Es un tema de oferta y demanda.

 

¿Cómo observas el mercado de la energía eólica en México?

Lo vemos con buenos ojos. Hay una decisión muy clara del gobierno federal de apoyarlas, pero hace falta establecer metas anuales en cada una de las tecnologías porque de lo contrario vamos a perder la oportunidad de aprovechar los vastos recursos naturales que tenemos y no podemos darnos ese lujo.

Actualmente, México tiene plantas en operación que en conjunto generan mil 300 MW, principalmente en Oaxaca, donde soplan los mejores vientos, pero tiene potencial para desarrollar al menos 12 mil MW eólicos competitivos adicionales en los próximos 8 años.

El mercado de energía eólica está demostrando que podemos competir contra los precios de la CFE y de quien sea, pero también requerimos que las redes de transmisión necesaria para desahogar la energía que se produce en sitios remotos se desarrollen mediante asociaciones público-privadas.

Con la energía eólica todos nos estamos beneficiando ambiental y económicamente. Entonces, sí creemos que es importante aprovechar todo el potencial que tenemos es necesario que haya inversiones público-privada para desarrollar la red, con esquemas que permitan a los desarrolladores -hoy por hoy- hacer de la inversión una realidad.

Tenemos que entender que con los subsidios a los energéticos le estamos dando ventajas a los combustibles de origen fósil que se utilizan para generar electricidad (gas natural, diésel, combustóleo) y si México quiere precios competitivos y baratos, necesitamos estabilizar el precio de la generación, lo cual no ocurrirá con el uso de hidrocarburos ya que están sujetos a la volatilidad por problemas geopolíticos, situaciones sociales y de mercado.

Con la energía renovable tienes la certeza de cuánto va a costar producir la electricidad y la certeza, en este mundo tan volátil, vale mucho.

(Esther Arzate/Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter

Comentarios

  1. Estoy buscando información acerca de la empresa, no logro encontrar la información, inclusive ninguna página web, me gustaría contactar a la empresa.
    Agradecería de antemano me dieran alguna referencia.

Opina

*

 

genesis();