Bajan pronóstico de crecimiento de México

Las instituciones financieras BBVA Bancomer y Scotiabank ajustaron a la baja su pronóstico de crecimiento; en el primer caso lo ajustó a 4.1% desde 4.7%, en tanto el segundo hizo lo propio a 3.9% desde 4.4%. De la misma manera, el Banco de México (Banxico) estimó un intervalo de crecimiento de entre 3.8 a 4.8%, menor al intervalo de 4.0 a 5.0% anterior.

BBVA Reserch bajó su estimado de crecimiento para el PIB de Estados Unidos en 2011 de 2.5% a 2.1% y para 2012 a 2.6%. La recuperación del vecino del norte perdió impulso debido a  factores temporales como los problemas por suministro manufacturero de Japón, cambios climáticos y el aumento en los precios del petróleo. Adicionalmente, el ajuste también fue resultado de un gasto en consumo e inversión menor al previamente reportado.

Derivado de ello, BBVA Bancomer corrigió a 4.1% el crecimiento para México en 2011. Afirmaron que el ajuste a la baja en la perspectiva de crecimiento para México se concentra en 2011, y proporcionalmente es menor al ajuste de Estados Unidos por mejor evolución hasta ahora en datos de demanda interna.

Scotiabank, por su parte, revisó los pronósticos para el crecimiento del PIB de EUA: para 2011 se reduce de 2.5% a 1.8%; y para 2012 se baja de 2.7% a 2.5%. Para México se revisa la perspectiva de crecimiento del PIB, de 4.4% a 3.9% para 2011 y de 3.8% a 3.5% para 2012.

“La economía de Estados Unidos se debilita. En las últimas semanas se han presentado datos y eventos que revelan una situación más débil a lo previsto y que han deteriorado las perspectivas de crecimiento. Tanto los malos resultados del PIB en los primeros dos trimestres del año como la lentitud en la creación de empleos, la persistencia de un elevado desempleo y la abrupta baja en el índice ISM manufacturero sugieren que la expansión está perdiendo fuerza”.

Dicho escenario está impactando a México. “Las revisiones que se presentan se consideran significativas pero todavía moderadas, ya que se mantiene un ritmo de expansión positivo y relativamente elevado. Si bien nuestra economía cuenta con diversos elementos que le proporcionan una notable fortaleza financiera, nuestro proceso de crecimiento económico está estrechamente vinculado al de la economía de Estados Unidos”.

Agregaron que las rigideces estructurales que persisten en nuestra economía limitan notablemente el potencial de impulso autónomo procedente del mercado interno, lo que implica una elevada vulnerabilidad a cambios adversos en el ritmo de expansión de Estados Unidos.

(Ricardo Vázquez – Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();