Consumidores pierden confianza en primer trimestre

 

Aunque la confianza del consumidor en México mejoró 2.1% en marzo pasado respecto al mismo mes del 2012, su tenencia en el primer trimestre de este año ha sido de moderación, según se observa en los indicadores económicos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La tendencia del consumo sigue sin reaccionar ante un entorno que aún plantea serias interrogantes sobre la confianza de los consumidores y donde ésta muestra una tendencia muy marcada hacia la baja, situación semejante a la presentada en 2008 y 2009.

“A pesar de mostrar percepciones optimistas con respecto a la situación en un año, los componentes del gasto en bienes durables continúan sin mostrar signos de crecimiento”, afirmó un análisis del grupo financiero Invex.

El estudio agregó que “dicha situación se ve agravada con la disminución del crédito al consumo. Cabe recordar que la mayoría de los hogares realiza las compras de bienes durables con algún instrumento de crédito. De esta forma, las restricciones o deterioros en las condiciones del crédito interno afectan directamente al consumo de los hogares”.

Por otra parte, especialistas de BX+ son de la opinión que la alta inflación de marzo hizo que se contrajera la confianza de los encuestados en cuanto a la adquisición de bienes durables. Sin embargo, también consideró que “el avance de los indicadores de perspectiva para el país y los hogares siguió siendo dinámico. Atribuimos lo anterior a los recientes eventos, como el ajuste al alza de la perspectiva crediticia de México por parte de S&P y el recorte de tasa de referencia, los cuales han ocasionado que los consumidores hayan percibido un mejor entorno económico”.

Sobre el futuro inmediato, Alejandro Cervantes, analistas de Banorte-Ixe señaló que los avances  políticos probablemente motivarán una mejor perspectiva de crecimiento en los consumidores. “Es probable que la confianza del consumidor continué mostrando un desempeño favorable durante el segundo trimestre del año”.

Consideró que las reformas realizadas en los últimos meses, aunado a los avances políticos que se han llevado a cabo por parte del nuevo gobierno, motivarán también una mejor expectativa de los consumidores en relación al desempeño futuro de la economía mexicana.

En particular, creemos que ello se verá reflejado en un mayor avance en los componentes que hacen referencia a la situación económica futura tanto de los hogares como del país.

Aunque también destacó a la inflación como un elemento que aún podría estar acotando la confianza del consumidor durante el segundo trimestre del año.

(Ricardo Vázquez/Mexican Business Web)

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();