Comexhidro, energía limpia y más barata

Generar energía limpia y con tarifas más competitivas que las que ofrece la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es la principal misión de Comexhidro, empresa que desde hace 15 años construye, desarrolla y opera pequeñas plantas hidroeléctricas y eólicas.

Esta compañía abastece energía eléctrica a consorcios como Comex, Alumbrados y Circuitos de México, General Motors de México, Envases Universales y gobiernos municipales, entre otros, a través de tres plantas mini hidroeléctricas que operan en Jalisco, Michoacán y Guerrero.

Mauricio Justus Villarreal,  socio de Comexhidro y responsable de Promoción de Proyectos y Financiamiento, comentó en entrevista con Mexican Business Web que aun cuando el gobierno federal apuesta a generar electricidad fundamentalmente con gas natural, en el país hay condiciones para alcanzar la meta en 2024 de producir el 35% de la electricidad en fuentes renovables.

 

¿Cuál es el esquema que utiliza Comexhidro para generar electricidad?

 

En 1992 se modificó la Ley de Servicio Público de Energía y se permitieron cinco esquemas en los que la iniciativa privada puede participar. Los privados pueden importar, exportar y cogenerar electricidad. También pueden producir electricidad y vendérsela a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mediante la figura de Productor Independiente de Energía y un quinto esquema es el de autoabastecimiento, lo cual significa que socios participan en el proyecto y son acreedores a recibir la electricidad con una tarifa preferencial.

Comexhidro participa en el esquema de autoabastecimiento, donde socios consumidores como el municipio de Morelia, Guadalajara, Tlaquepaque, Aguascalientes, Zapopan, Escobedo, San Nicolás de los Garza, Santa Catarina, Apocada, por mencionar algunos, y empresas  firman un contrato de largo plazo para recibir la energía con un descuento sobre la tarifa que les aplica la CFE.

México es un país con alto potencial para generar electricidad utilizando el agua. ¿Está siendo desaprovechada esa fuente renovable?

 

En México hay 308 presas, pero solo generan electricidad alrededor de 80 porque muchas están aisladas y construir líneas de transmisión para llevar la energía a los sitios de consumo requiere grandes inversiones, lo que si la CFE construyera esas redes haría factible construir las centrales generadoras hidroeléctricas.

¿Con un plan de construcción de redes sería factible acondicionar las presas para que generen electricidad y evitar la construcción de presas nuevas?

 

Hemos analizado las presas que tiene la Comisión Nacional del Agua y muchas carecen de líneas de transmisión cercanas, pero en otras falta agua o no tienen una caída de agua que permita hacer viables los proyectos.

Ante esa situación, recurrimos a construir nuevas presas en las que maximizamos la generación de electricidad con alturas en las cortinas que permiten de una mejor caída de agua.

¿Cómo logra un proyecto hidroeléctrico si cada vez hay más reticencia de las poblaciones para aceptar ese tipo de centrales?

Las hidroeléctricas son proyectos de energía renovable. Comexhidro evita construir en áreas donde haya animales en peligro de extinción. Localiza sitios con potencial hídrico o eólico y busca a socios consumidores para desarrollar las plantas en las condiciones que más convengan a la empresa, a los consumidores y a las comunidades aledañas a los proyectos.

Para construir mini hidroeléctricas mitigamos el impacto al medio ambiente porque buscamos embalses pequeños, pero con pendientes; donde no viva gente y no haya cultivos importantes.

Nuestra misión es desarrollar y supervisar construcción y operar plantas de energía que satisfagan a los socios consumidores y que dejen una huella positiva en las localidades.

Sin embargo, hay poblaciones que se oponen a la instalación de hidroeléctricas…

 

Sí, pero la reticencia ocurre por falta de información. Comexhidro informa a las comunidades porque cuando una empresa no informa se generan temor y chismes. Nosotros somos conscientes en la consulta pública y nos la tomamos muy en serio.

Para la pequeña hidroeléctrica en Puebla, por citar un caso, llevamos a los pobladores aledaños a cinco recorridos por la planta El Gallo, en Guerrero que está en operación y a la central que está en proceso de construcción en Zongolica, Veracruz, a fin de que líderes de opinión o periodistas tengan certidumbre del proyecto y se evite la difusión de información errónea y en ocasiones hasta absurda.

Hay casi 80 hidroeléctricas en México y sigo esperando la primera que electrocuta peces; sigo esperando la primera que causó una contaminación aguas abajo.

Entre la información equivocada que se difunde es que las centrales hidroeléctricas contaminan el agua. Sin embargo, las turbinas son de acero inoxidable, no tienen aceites ni grasas lubricantes ni nada que pueda dañar la calidad del fluido. Si el agua entra limpia, sale limpia, y si entra sucia, sale sucia porque no es un filtro de una planta de tratamiento.  La única diferencia es que sale más oxigenada porque la turbina se mueve y al revolotear el agua causa que tenga más oxígeno, pero eso, de acuerdo con las investigaciones, es benéfico.

¿Qué proyectos ha desarrollado y cuáles tiene en su cartera?

 

Algunos socios consumidores reciben electricidad de tres proyectos que están en operación: Las plantas mini hidroeléctricas Trojes, Chilatán y El Gallo.

La central hidroeléctrica Trojes se ubica en el río Barreras, en Colcomán, Jalisco. Tiene una capacidad para producir  8 MW y fue construida entre el 2001 y el 2003.

La planta hidroeléctrica Chilatán, de 14 MW, fue construida entre 2004 y 2005 en el río Coróngoros, en Jilotán de los Dolores, Michoacán y la central El Gallo se desarrolló entre 2006 y 2007 en el río Cutzamala, en ciudad Altamirano, Guerrero. Tiene capacidad para producir 30 MW.

Asimismo, inauguraremos en junio la planta Zongolica, en Veracruz, con capacidad para producir 30 MW y en mayo de este mismo año un corredor eólico en Santa Catarina, Nuevo León, con capacidad para generar 22 MW, el cual consta de ocho aerogeneradores de 2.25 MW cada uno, que fueron adquiridos a General Electric.

Serán las torres (aerogeneradores) más altas de México. Ya que del pie de la tierra a la punta miden 80 metros y las aspas tienen un diámetro de 120 metros. Actualmente se realizan las pruebas de sincronización con la estación eléctrica y la energía que se genere permitirá surtir el alumbrado público de municipios como Escobedo, Santa Catarina, San Nicolás de los Garza, Monterrey y San Pedro Garza García.

Asimismo, planeamos construir la hidroeléctrica El Guineo de 8.5 MW, la cual iniciará operaciones en noviembre de 2014; la planta hidroeléctrica Puebla1 de 60 MW cuya construcción inició el mes pasado y será puesta en marcha para octubre del 2016. Se ubicará en los municipios de Tlapacoya, Chiconcuautla, San Felipe Tepatlán y Ahuacatlán, en el estado de Puebla.

También está prevista la central hidroeléctrica Chespal,  que tendrá una capacidad de 30 MW y estará ubicada en los municipios de Tapachula y Cacahoatán, estado de Chiapas. Iniciará operaciones en diciembre de 2016.

A su vez, la planta hidroeléctrica Cuilco con capacidad para 30 MW se ubicará en Tapachula y Huehuetán, Chiapas. La construcción iniciará en noviembre del 2013 y comenzará a operar en diciembre del 2016.

¿Cuánto invierte en promedio la empresa?

 

En las tres plantas que tenemos en operación y las que están en construcción estimamos una inversión de entre 1 y 1.5 millones de dólares por cada MW en plantas hidroeléctricas, mientras que en las eólicas los requerimientos son de entre 2 y 2.5 millones de dólares por cada MW.

Sin embargo, se trata de inversiones que requieren apalancamientos bancarios. Los proyectos son como planes hipotecarios en los que solo se requiere un capital inicial mínimo y el resto lo aportan las instituciones financieras, por eso más que hablar de inversión en la infraestructura que se desarrolla, es más importante hablar de la derrama económica que dejamos en las localidades.

Calculamos que dejamos un millón 600 mil pesos a la semana durante el periodo de construcción de las obras que es de alrededor de tres años.

La inversión en las localidades se compone de  salarios, compra de materiales, movimiento de materiales, hospedaje, alimentación, lavandería, entretenimiento, compra de ropa, utensilios, combustibles, por mencionar solo algunos, lo cual se complementa con obras a la comunidad como revestimiento de caminos rurales o instalación de sistemas de bombeo de agua.

¿Cómo contribuye Comexhidro en el aprovechamiento de las fuentes de energía renovable en México?

 

Comexhidro localiza sitios con potencial hídrico o eólico y busca a socios consumidores para desarrollar las plantas en las condiciones que más convengan a la empresa, a los consumidores, y a las comunidades aledañas a los proyectos.

Para construir mini hidroeléctricas, mitigamos el impacto al medio ambiente porque buscamos embalses pequeños, pero con pendientes; donde no viva gente y no haya cultivos importantes. Nuestra apuesta está en las centrales de autoabastecimiento de energía eólica e hidroeléctrica, pero también evaluaremos las oportunidades en energía solar.

(Esther Arzate/Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter

Comentarios

  1. fernando garcia dice:

    Referente al proyecto Hidroeléctrica El Guineo, la empresa ya informo de los beneficios que ofrece a las comunidades, aunque sea temporal, pero se necesita mas información de una entidad independiente para que las poblaciones aledañas se informen con mayor credibilidad que dicha obra no nos va a perjudicar nuestro medio ambiente. ya que nos dedicamos a la pesca, tanto en la presa como en el río, así también aprovechamos el agua para su consumo. Gracias…

Opina

*

 

genesis();