Industria automotriz, el nuevo petróleo de México

producción-automotriz-méxicoCon una participación del 23% en las exportaciones totales y un 4% en el Producto Interno Bruto (PIB), la industria automotriz representa un sector estratégico para el fortalecimiento de la economía mexicana.

Factores como la posición geográfica, la mano de obra calificada y la estabilidad macroeconómica han permitido que los inversionistas elijan a México para instalarse, asegura la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

El año pasado el sector productivo manufactura automotriz reportó una producción de 3 millones 1,974 automóviles; cifra que ubicó a México por segundo año consecutivo en la octava posición mundial de producción; luego de que en 2007 ocupó el onceavo, y en 2011 el noveno.

En 2012, el sector reportó un crecimiento histórico de 12.4%, comparado con el año previo; mientras que la industria automotriz se convirtió en el principal generador de divisas netas para México, con un monto mayor a los 34,500 millones de dólares (mdd), según información de la AMIA.

En este contexto, hasta el año pasado el mapa del clúster automotriz en el país abarcó 11 estados: Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Estado de México, Guanajuato,Jalisco, Morelos, Puebla, San Luis Potosí y Sonora.

En estas entidades, 19 de las principales armadoras globales de vehículos (ligeros y pesados) como General Motos, Ford, Chrysler, Volkswagen, Nissan, Honda, BMW, Toyota, Volvo y Mercedes-Benz, mantienen actividades que generan cerca de 70 mil empleos, de acuerdo con datos de la dependencia federal ProMéxico.

“De cada 100 vehículos producidos en el mundo, 3 fueron ensamblados en México”, aseguró Eduardo Solís, presidente de la AMIA en enero pasado, por lo que se espera que en los próximos años esta cifra se incremente.

“Las exportaciones de automóviles son 29% superiores al valor de las exportaciones de petróleo crudo registradas en 2011, en tanto, generaron 184% más divisas que las producidas por los ingresos turísticos”, dijo el representa de la AMIA a inicios de este año.

Sin embargo, el gran pendiente del sector es el mercadonacional, el cual se encuentra rezagado 10 años, afirma el presidente de la AMIA.

Tan solo en febrero pasado, las ventas de automóviles y camiones ligeros en el país totalizaron 80,193 vehículos, lo que significó un incremento del 7.3%, respecto al mismo mes en 2012; no obstante, estas ventas todavía son 10.5% inferiores a las contabilizadas en el primer bimestre de 2007 y similares a las del 2003.

Por lo pronto, estados como Querétaro y San Luis Potosí apresuran a formalizar sus respectivos clusters automotrices, como ya lo hicieron Nuevo León, Aguascalientes o Puebla, por mencionar algunos. En marzo pasado, autoridades federales y de San Luis Potosí formalizaron la creación de los parques industriales especializados destinados al sector automotriz, además del sector logístico, con un inversión  de 40 millones de pesos (mdp).

En el caso de Querétaro, el valor de la industria automotriz asciende a unos 2.4 billones de dólares (bdd), y se prevé que siga a la alza ante la llegada de nuevas armadoras.

En marzo pasado, empresas del sector y autoridades de este estado informaron que realizan reuniones para elaborar el borrador del acta constitutiva del clúster automotriz como asociación civil, con lo que se espera que en dos meses se tenga un sector integrado de manera formal, señaló Juan Carlos Ituarte Zarza, subsecretario de Desarrollo Económico de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu).

Marco Oviedo, economista en jefe para México de Barclays, aseguró, por su parte, que el sector automotriz se ha vuelto el “nuevo petróleo” para el país, ante el desarrollo y futuro crecimiento que ha registrado esta industria en los últimos años.

(Eduardo Hernández/Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();