Capacitación laboral, limitada a medianas y grandes empresas

capacitación-laboral-méxicoLa obligatoriedad de proporcionar capacitación a los empleados que marca la Ley Federal del Trabajo, deja desprotegidos a los trabajadores de empresas pequeñas y medianas, porque esta obligación es solo para las compañías con más de 50 puestos laborales.

En la reforma laboral,los artículos que consagran el tema de la capacitación para todos los trabajadores son del 35 al 39, así como el 153, del inciso “A” al “X”.

Este último artículo dice que todo trabajador tiene derecho a que su patrón le proporcione capacitación o adiestramiento en su trabajo que le permita elevar su nivel de vida y productividad, conforme a los planes y programas formulados de común acuerdo entre el patrón y el sindicato o sus trabajadores, y éstos deben estar aprobados por la Secretaría del Trabajo.

Ernesto Morán Roel, expresidente de la Asociación Mexicana de Capacitación de Personal y Empresarial (AMECAP), recordó que este tema se tornó Ley en 1978, aunque pasaron más de 34 años para que se pusiera en la mesa una actualización del marco normativo laboral que establece la Ley Federal del Trabajo y que requería una urgente actualización.

Morán señaló que lo que quedó plasmado en la Reforma Laboral en materia de capacitación, se supone aún será revisado en junio próximo. Es decir, “nos faltan aterrizar los cambios, por lo que hay algunos aspectos sin la precisión suficiente como para que se traduzcan en acciones específicas por parte de las empresas”.

Esteban García Flores, presidente de la AMECAP, consideró “de corto alcance la visión la Ley, porque en las comisiones mixtas que se establecen (formadas por trabajadores y representantes de la compañía), se prevé que las empresas que tengan más de 50 trabajadores apliquen la misma, pero en México empresas que tengan esa cantidad de trabajadores son las menos”.

García explicó que por tanto, un porcentaje muy elevado de trabajadores de empresas en México, pequeñas o microempresas,quedarán en el desamparo de recibir obligatoriamente capacitación, “por lo que es una visión corta de la Ley en materia de capacitación”.

Con los ajustes a esta Ley, Morán expresó que la capacitación debería de ser un detonador de competencia laboral entre los trabajadores y en productividad para las empresas, pero “permite convertirlo en un factor punitivo, porque en el periodo de prueba de un trabajador nuevo, la empresa puede justificarse en que no es competente y dar por terminada la relación laboral. El riesgo existe”, afirmó.

Por su parte, Armando Leñero, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), dijo que todas las compañías legalmente constituidas sí se esfuerzan por dar capacitación y adiestramiento, porque no es un gasto, sino una inversión.

Con la capacitación lo que se busca es mejorar la productividad y uno de sus objetivos también es reducir los riesgos de trabajo, y aunque depende del tipo de trabajo, también ésta permite minimizar los costos por accidentes.

La Secretaría del Trabajo, señaló, realiza revisiones periódicas para supervisar los centros de trabajo, desde el pago de las nóminas hasta las constancias y registros de capacitación y adiestramiento, y si esto no se da las empresas son acreedoras a una multa.

(Ricardo Vázquez / Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();