Mercado mexicano, oportunidad de negocio para refresqueras

refrescos

 

En los últimos años, las tendencias del consumo en México presentan una evolución del mercado de refrescos y bebidas embotelladas hacia el segmento de productos saludables y con menos contenido de azúcar, lo que representa una oportunidad de negocios y de crecimiento para las empresas del sector.

 

A nivel mundial, México ocupa la tercera posición en el consumo de refrescos, con alrededor de 119 litros anuales por persona, solo detrás de Argentina y Chile, de acuerdo con un estudio de Euromonitor.

 

El mismo estudio señala que 2012 fue un año positivo para la industria refresquera, en especial en la categoría de té embotellado, mientras que otras líneas crecieron a tasas más moderadas.

 

Esta tendencia de consumo también se registró a nivel mundial, ya que de acuerdo con información del sector, en el mercado internacional el consumo del té listo para beber también creció 13% en el segundo trimestre de 2012, mientras que en América Latina la demanda de este producto aumentó 37%.

 

Ante este panorama, la investigación refiere que el año pasado Coca Cola buscó la consolidación su propio mercado, dejar de pagar regalías y promover la marca Nestea de la empresa Nestlé con el lanzamiento de su propia línea “Fuze Tea”, que compite con Lipton, marca que fabrica PepsiCo.

 

Euromonitor destaca que la tendencia de salud y bienestar gana terreno en México y ello influye en el mercado de bebidas embotelladas, dado que el año pasado la categoría de jugos de frutas y vegetales, al igual que productos bajos en o sin azúcar, crecieron de manera importante.

 

En la actualidad, el mercado está dominado por Coca Cola de México, Danone de México y Pepsi-Cola Mexicana, que captan el 61% del volumen total de ventas en el país, subraya la consultora.

 

“Esto refleja el hecho de que las grandes empresas tienden a ampliar sus carteras a través de una amplia gama de categorías de bebidas no alcohólicas. Estas empresas se benefician de sus redes de distribución eficientes, sinergias de fabricación y de prácticas de negocio para gestionar de manera eficiente los productos en varias categorías”, indicó Euromonitor.

 

La consultora aclara que debido a la naturaleza diversa de las bebidas gaseosas, los canales de distribución de estos productos están fragmentados, y no existe un solo canal dominante.

 

Sin embargo, el diagnóstico estableció que las pequeñas tiendas independientes representan el 28% de las ventas, los canales de comercio un 15%; los minoristas modernos, como tiendas de descuento, 7%, al igual que los hipermercados, mientras que los supermercados tienen un 5%.

 

En el último trimestre del año pasado, la embotelladora Coca-Cola Femsa (KOF) logró ingresos por 39,860 millones de pesos (mdp) por la venta de refrescos, lo que representó un incremento de 10.4% en comparación con el mismo periodo de 2011.

 

Las ventas de Arca-Continental, la segunda embotelladora de Coca Cola en México, sumaron el año pasado 56,000 mdp, cifra 27.9% mayor que la reportada en 2011.

 

PepsiCo, en tanto, el año pasado obtuvo 31,991 mdp en ventas, lo que significó un incremento de 114% respecto a las que contabilizó en 2011. El mejoramiento en sus ventas se debió, principalmente, a un crecimiento orgánico y al incremento de precios de sus productos.

 

(Mexican Business Web, con información de Notimex)

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();