Semillas del crecimiento económico

davidMéxico atrapa la atención permanentemente en foros industriales y económicos en el mundo. Autores como George Friedman (fundador de la firma Stratfor) incluso advierte en su libro The Next 100 years, sobre una potencia económica en desarrollo que podría tener sus albores a mediados del presente siglo.

Para la firma Goldman Sachs, este país está identificado dentro de un bloque económico de países con potencial de desarrollo tal, que incluso podría desafiar dentro de algunos años a los actuales líderes económicos.

Se trata del grupo MIST (México, Indonesia, Corea del Sur y Turquía), caracterizados por una creciente atracción de capitales y por el desarrollo de manufactura de alta tecnología y una fuerte divisa en recursos energéticos.

En el caso mexicano, la firma prevé que en 2050 el Producto Interno Bruto podría superar los 9 billones (millones de millones) de dólares para convertirse en la quinta economía del mundo, solo detrás de Brasil, India, Estados Unidos y China.

Según la firma estadounidense, para México, las oportunidades se centran en áreas muy puntuales, como son la manufactura (sobre todo en sectores como automotriz, aeroespacial, alimentos y bebidas y biotecnología), el turismo y la energía, aunque existen retos importantes y urgentes de resolver como la reforma laboral y el combate a la delincuencia organizada y la corrupción.

El desarrollo económico a partir de sectores estratégicos es para nuestro país un tema de políticas públicas y, como tal, debe ser impulsado con recursos y mucha difusión. Para Pro México son aeroespacial, automotriz, minería, agroindustria, electrónica, tecnologías de la información, minería y energía los sectores económicos estratégicos del país.

Para fortalecerlos, se están generando programas de apoyo, fondos públicos y privados, líneas de investigación e incluso programas escolares para contar con capital intelectual requerido. No sobra el ejemplo de clusters como el electrónico en Jalisco, donde las empresas de la industria electrónica han establecido en conjunto con las Universidades (como ITESO, U de G yTec de Monterrey) programas de estudio y diplomados de especialización adecuados a las necesidades de su mercado.

La industria automotriz, por ejemplo, sigue siendo el principal captador de inversión extranjera directa, este año podría volver a ser casi 20% de los 30,000 millones de dólares que se espera recibir. México está dentro de los 10 principales productores de automóviles del mundo y el nicho se sigue fortaleciendo.

No obstante, para incrementar el apoyo a los sectores económicos será fundamental apalancar lo que parece ser el gran reto de la administración del Presidente Peña Nieto, la consolidación de las reformas estructurales: energía, laboral, telecomunicaciones y educativa.

Según la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación y Aplicada y el Desarrollo Tecnológico (ADIAT), es la educación uno de los principales lastres de la economía, pues impide construir estructuras productivas de alto valor. En su declaración de Mérida, se lee que las Instituciones de Educación Superior deben comprometerse a mejorar la pertinencia y la calidad de la educación, a incrementar la eficiencia terminal, a fomentar el emprendedurismo y a sembrar en la formación de profesionistas mayor conocimiento de la realidad del país.

Hacer de México un líder económico en los próximos 50 años (tal y como lo plantea Friedman) no parece ser algo tan descabellado. Hablamos tal vez de un par de nuevas generaciones con un chip (o mindset) diferente. Sembrar, para nunca dejar de cosechar. ¿Estamos preparados para la labranza?

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();