Reunión EPN-Obama, clave para reforzar relación bilateral

Antonio-Garza

 

La cita entre los Presidentes Barack Obama y Enrique Peña Nieto ocurre en un momento crucial para cada administración, ya que cada uno impulsa reformas domésticas que tendrán impacto de largo alcance en la agenda bilateral, como la migratoria, en Estados Unidos, y la que busca mejorar la competitividad económica en México, afirma el ex embajador estadounidense, Antonio Garza.

El también especialista en temas tras-fronterizos señala que sin embargo, para muchos ciudadanos el foco de esta segunda reunión que tendrán ambos mandatarios será el tema de la seguridad.

En un artículo de opinión sobre la importancia del encuentro entre Obama y Peña Nieto, el ex diplomático, que representó a Estados Unidos en México entre 2002 y 2009, consideró que la visita a “México ofrece (al mandatario estadounidense) una oportunidad excepcional para promover sus metas tanto en el escenario de política doméstica y exterior”.

“El Presidente Obama hará énfasis en la necesidad de continuar con una cooperación y coordinación de seguridad cercana y efectiva. También buscará enmarcar de forma positiva el debate de la reforma migratoria, el cual se está poniendo en marcha en el Senado de Estados Unidos y se espera que continúe durante el resto de año”, escribió.

Garza -también consultor en México DF del despacho White & Case LLP- agrega que esta visita de Obama ofrece también la oportunidad de resaltar el éxito e interconexión de la  sociedad económica que comparten ambos países, y para defender la reforma migratoria como esencial para la seguridad económica de Norte América.

Sin embargo, el también abogado estima que “la relación bilateral tiene que ser más profunda y evolucionar para asegurar una mayor oportunidad y seguridad para ambos países. Los Presidentes Peña Nieto y Obama han entrado a un ambiente ‘post luna de miel’ que exige un trabajo duro y sucesivamente mayores esfuerzos para llegar a cada meta política”.

“Con las  apuestas tan altas en temas fundamentales para la relación, solo un compromiso del más alto nivel podría hacer que la agenda avance. Puede que no exista un momento más oportuno”, apuntó Garza.

En la actualidad, México es el segundo mercado de exportación más grande de Estados Unidos y el tercero en importación. El año pasado, el comercio entre ambas naciones alcanzó casi medio trillón de dólares (tdd), aproximadamente 1.4 billones de dólares (bdd) por día.

Asimismo, cerca de seis millones de empleos en Estados Unidos dependen del comercio con México.

Según datos oficiales, los principales productos que México exporta a Estados Unidos son: aceites crudos de petróleo o de mineral bituminoso (12%); automóviles de turismo y demás vehículos (6%), partes y accesorios de vehículos automóviles de las partidas 8701 y 8705 (6%).

(Eduardo Hernández/Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();