Inflación en México, bajo control

Los precios al consumidor en México se han mantenido muy controlados, muy cerca del objetivo multianual del Banco de México (Banxico) de 3%. Aunque en términos anuales repuntaron a 3.2% en octubre desde 3.14% en septiembre.

El consenso de analistas en México considera que la inflación finalizará el 2011 con un incremento anual de 3.3%, que está muy acorde con el resultado a octubre.

La inflación está contenida por diversos factores. La dirección de estudios económicos de Banamex aseguró que hay varios factores que han favorecido dicho desempeño.

Un buen desempeño de los precios agrícolas, cuyo incremento anual de 0.79% está muy por abajo del promedio de los últimos cinco años, de 6.1%.

El crecimiento de la demanda interna aún no es lo suficientemente fuerte como para hacer subir los precios.

Una reducción de los precios internacionales de los commodities que genera menores costos de producción reduciendo así las presiones sobre los precios.

Por lo tanto, parecería que el efecto de la depreciación del peso desde agosto está siendo contrarrestado por la caída de las materias primas, los precios agrícolas y por la debilidad de la demanda local, como lo demuestra el crecimiento de los precios del sector servicios (2.2%)”.

Analistas del servicios de estudios de BBAV Bancomer, afirmaron que “la inflación subyacente, la más representativa de la tendencia de los precios en el medio plazo se ha mantenido muy acotada todo el año gracias a la holgura prevaleciente en la economía, la cual evita presiones de demanda, traspaso de costos a los consumidores”.

Agregaron que en general el traspaso de la depreciación del peso a la inflación es limitada. Las presiones en algunos mercados específicos como el del maíz –donde a nivel global parece que los picos de precios ya se superaron – son más relevantes que el efecto cambiario”.

(Ricardo Vázquez – Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();