Confianza de consumidores mexicanos estancada

centro-comercial

 

Entre febrero, marzo y abril pasados, la confianza de los consumidores en México se mantuvo estancada. Sin embargo, respecto a abril del año pasado se observó una contracción a ritmo anual de 1.5%.

 

De acuerdo con indicadores económicos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el cuarto mes de 2013 el Índice de Confianza del Consumidor se situó en 95.7 puntos, inferior al reportado en abril del año anterior, cuando fue de 97.2 puntos.

 

En la casa de bolsa BX+ opinaron que el resultado de abril se debió a dos factores. “En primer lugar, a las presiones inflacionarias en agropecuarios, índice que ha registrado variaciones de dos dígitos en las últimas tres quincenas reportadas por INEGI. El gasto de las familias por este concepto representa alrededor de 8.4% del total”.

 

“Por otro lado, la desaceleración económica global ha afectado el dinamismo de la economía mexicana, lo cual ha hecho que los consumidores ajusten sus perspectivas en cuanto a ésta”.

 

También prevén que la confianza seguirá avanzando a un ritmo moderado en los próximos meses y que el indicador de bienes durables se recuperará en el mediano plazo debido al recorte de la tasa de referencia, que se traducirá en un estímulo al crédito al consumo en la segunda mitad de 2013 y en 2014.

 

Adicionalmente, consideramos que en ausencia de choques de corto plazo, las presiones inflacionarias comenzarán a ceder para cerrar el año en 3.99%, dentro del objetivo inflacionario de Banco de México. “Esto derivará en una mejor perspectiva de los encuestados en cuanto a la situación económica de las familias”, señaló el análisis de BX+.

 

Especialistas de Invex, por su parte, opinaron que la desaceleración experimentada en Estados Unidos, aunado a un clima de incertidumbre y noticias que plantean un escenario de una recesión que se prolonga en Europa,  parecen seguir incidiendo en la percepción de los consumidores.

 

“En términos del consumo, que es en última instancia donde se refleja la actitud de los agentes, éste parece haberse contraído a lo largo del primer trimestre. Con cifras de la ANTAD, las ventas minoristas recobraron la senda positiva en marzo. Lo anterior sugiere que el gasto en los hogares mexicanos se ha normalizado contemplando un escenario de bajo crecimiento económico”.

 

(Ricardo Vázquez/Mexican Business Web)

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();