Demanda interna sostiene a la economía de México

actividades-economicas

 

En el primer trimestre de 2013, el Producto Interno Bruto (PIB), de México reportó una tasa de crecimiento anual de 0.8%, lo que significó el peor desempeño desde el último trimestre de 2009, cuando el país estaba en plena recesión, revelaron indicadores económicos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Alejandro Cervantes, analista de Banorte-Ixe, señaló que “parte de la desaceleración de la economía mexicana durante el primer trimestre del año obedece a un efecto estacional, ya que el periodo vacacional de Semana Santa limitó la producción agregada de la economía mexicana en relación al año anterior. Sin embargo, sí observamos una significativa desaceleración de la demanda externa en el periodo en cuestión”.

La consecuencia de ello fue que el sector industrial, en el que sobresale el sector manufacturero (exportador), reportó una contracción anual de 1.5% en el primer trimestre. Como cifra comparativa, en el primer trimestre de 2012 esta actividad creció 4.9% a tasa anual.

En contraste, Cervantes afirmó que la demanda interna fue el principal motor de crecimiento de la economía mexicana en el arranque de año, aunque se observa una ligera moderación de ésta derivado del menor dinamismo que ha presentado el mercado laboral mexicano en los primeros meses del año. El INEGI informó que el sector servicio creció 1.9% de enero a marzo, respecto a igual periodo del año pasado, aunque también contrasta con el avance de 5.3% anual que observó un año atrás.

Por lo que respecta al sector primario, la información oficial indicó un crecimiento de 2.8% anual en el trimestre inicial del 2013.

El especialista de Banorte-Ixe afirmó que si se quita el efecto estacional de la Semana Santa, la economía mexicana habría registrado un crecimiento de 2.2% anual.

En opinión de los analistas de la casa de bolsa BX+, la desaceleración del 1T-13 será un factor relevante en las próximas reuniones de política monetaria del Banco de México e incrementa la posibilidad de un nuevo recorte de la tasa de referencia en julio próximo.

Las noticias económicas de hoy muestran que la industria de la construcción acumuló dos trimestres consecutivos con tasas de crecimiento anuales negativas, por lo que está en recesión. En el cuatro trimestre de 2012 reportó una contracción de 1.0% y en el primero de 2013 cayó 2.3% anual.

Asimismo, dentro del sector servicios, la actividad clasificada como actividades de gobierno, presentó también dos trimestres consecutivos con retrocesos.

(Ricardo Vázquez/Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();