México conquista Rusia

El país europeo es una plaza atractiva por el tamaño de su población –alrededor de 143 millones de habitantes-, su ingreso per cápita  que es de 10,500 dólares, así como un mercado que requiere de productos altos en calorías debido a las bajas temperaturas que enfrenta la población durante el invierno y una tendencia de consumo por productos más sanos.

Empresas como la mexicana Gruma, el principal fabricante de harina de maíz del mundo, le apuesta a conquistar el mercado ruso. La semana pasado anunció la compra de una compañía rusa llamada Solntse, de pequeño tamaño que comercializa tortillas de harina de trigo, tortillas y frituras de maíz, entre otros productos.

Se espera que las ventas de la firma, aunque modestas actualmente –alrededor de 9 millones de dólares-, tengan un fuerte crecimiento en los próximos años. De manera conservadora directivos de la empresa afirmar que Solntse podría llegar a facturar entre 500 y 600 millones de dólares en los siguientes cinco años en ese país.

“El mercado ruso es enorme”, dijo Raúl Peláez, director general de Gruma al sitio de Internet CNNExpansión.

Pero los rusos no sólo comerán tortillas también consumen ya carne mexicana. La Secretaría de Agricultura informó que los productores de carne de res vendieron más de 3,200 toneladas de cárnicos con valor comercial de 11.5 millones de dólares a la Federación Rusa.

Los ganaderos del país enviaron 300 contenedores repletos de carne en el mes de abril al mercado ruso, luego de que las autoridades mexicanas lograron el reconocimiento de calidad de la carne mexicana por parte del Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de Rusia.

Del total de la carne que se produce en México, el 70% proviene de rastros y empacadoras que son certificados sanitariamente. El sello de Tipo Inspección Federal (TIF) le da garantía y sanidad a la carne, porque se siguen altos procesos de higiene que han permitido la exportación de la carne.

Algunos de estos establecimientos TIF están en los estados de Querétaro, Michoacán, Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas, San Luis Potosí y Sonora.

Rusia cuenta con una clase media emergente dispuesta a probar y adaptarse a los hábitos occidentales, así que los productos mexicanos tienen un mercado altamente atractivo para los habitantes de ese país.

Y así como los productos mexicanos comienzan a tener simpatías entre la población rusa, México como país ha despertado el interés de los turistas de ese país también.

Las autoridades mexicanas esperan que en los próximos cinco años el número de turistas rusos a México alcance la cifra de medio millón. Y es que la tendencia de afluencia de turistas rusos a nuestro país ha ido al alza en los últimos años.

Durante 2010, el número de visitantes rusos ascendió a 27,000. Hace apenas cuatro años esta cifra sumaba 1,000.

De acuerdo con las estimaciones de la Secretaría de Turismo, los turistas rusos dejan cerca de 7,000 dólares por semana cuando visitan México, siete veces más que el gasto promedio de los ciudadanos de otros países. Asimismo, los rusos se quedan en promedio 10 días visitando los principales lugares del país.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();