Fusiones y adquisiciones en la industria refresquera de México

Dicen que el pasado nunca vuelve, pero en la industria refresquera esa frase queda fuera de lugar, ya que los principales embotelladores en México, Coca-Cola Femsa y PepsiCo, han regresado el tiempo y desde inicios de esta década han buscado asociarse o comprar a sus contrapartes para fortalecer su presencia en México y expandirse en Latinoamérica.

Los analistas aseguran que este proceso es parte de la consolidación por la que atraviesa la industria refresquera mexicana, aunque otros afirman que es una manera de unir fuerzas y enfrentar la agresiva competencia por el mercado del país y de América Latina.

¿El proceso será la segunda versión de “la Guerra de las Colas”, pero ahora con sabores?, se preguntan algunos especialistas. Y es que, si bien es cierto que Coca-Cola domina el mercado de refrescos de cola en México, PepsiCo ha logrado posicionar fuertemente su división de bebidas carbonatadas de sabores en el país.

Lo cierto es que desde principios de 2011, Coca-Cola Femsa, el principal fabricante de refrescos en América Latina ha realizado una serie de movimientos para fusionar y adquirir algunos pequeños embotelladores que le permitan consolidarse en el mercado mexicano.

En los primeros meses de este año, Embotelladora Arca, el segundo productor de refrescos de Coca-Cola en México, y Grupo Continental, la tercera compañía embotelladora del sistema Coc-Cola, acordaron fusionarse para crear un nuevo gigante refresquero en el país.

A este movimiento, le siguió la compra de la división de bebidas de Grupo Tampico por parte de Coca Cola-Femsa, con el fin de ampliar sus operaciones en México y llegar a tener el 45% de las ventas del sistema Coca-Cola en el país.

Por su parte, la política de PepsiCo no ha sido tan reciente, sino que se ha venido gestando desde hace varios años, reporta el sitio de internet Sentido Común.

El primer paso se dio cuando Pepsi Bottling Group, el distribuidor más grande a nivel mundial de refrescos marca Pepsi, adquirió en 2002 la empresa Pepsi Gemex, la que en aquel entonces era el principal productor y distribuidor de refrescos Pepsi-Cola en México.

A esa operación le siguieron otras menores para ir ampliando la cobertura territorial de Pepsi Bottling Group en el país, como fue la adquisición de la empresa embotelladora Bebidas Purificadas que extendió su cobertura a los estados de Sonora, Sinaloa y Baja California Sur.

Mientras, Geupec se iba haciendo de igual manera de distintas empresas embotelladoras de refrescos Pepsi-Cola en México, como fue la adquisición de Grupo Embotelladoras Bret y de Grupo Embotellador del Sureste, lo que le permitió extender su cobertura geográfica en el centro y sureste del país.

PepsiCo tomó a su vez el control de Pepsi Bottling Group en marzo de 2010 cuando fusionó a esa compañía con PepsiAmericas. La operación le dio así el control del mayor productor y distribuidor de refrescos Pepsi-Cola en México.

Ahora con la fusión de los activos que tenía en México, con los de Geupec, se crea ya un único productor de refrescos Pepsi-Cola en el país.

Todos estos movimientos de los dos principales grupos refresqueros de México se realizan para lograr conquistar al segundo país con mayor consumo pér capita de refrescos a nivel mundial.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();