Extranjeros duplicarán inversiones en México

inversion_mexarg

México recupera la senda de la inversión extranjera directa (IED). Este año la expectativa es recibir 25,723 millones de dólares, el doble de lo que se obtuvo en 2012, de acuerdo con los resultados del estudio World Investment Prospects Survey 2013-2015.

Rocío Ruiz, subsecretaria de Normatividad y Competitividad de la Secretaría de Economía (SE), aseguró –durante la presentación del estudio elaborado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD)- que, si se contabilizan los 21,000 millones de la adquisición de Grupo Modelo, los recursos captados podrían ascender a 35,000 millones de dólares.

Mientras la nación mexicana captó en promedio anual 24,469 millones de dólares entre 2002 a 2008, en los siguientes cuatro años -2009 a 2012- recibió 18,352 millones de dólares en promedio al año, una brecha de 6,000 millones de dólares, debido a la crisis financiera de 2008.

En el estudio sobresale la posición de México, al aparecer entre los diez principales receptores de inversión dentro de los países en vías de desarrollo, este año avanzó cinco posiciones al encontrarse en el séptimo nivel -de entre 21 países más atractivos para invertir- mientras que en 2012 ocupaba el lugar 12.

El mismo informe de la UNCTAD explica que México se convirtió en uno de los principales inversionistas del mundo al ocupar la posición 15 en el 2012, en tanto que en 2011 ocupó el sitio 28. Durante el año pasado, México invirtió 25,597 millones de dólares, mientras que el capital extranjero que recibió ascendió a 12,659 millones de dólares, es decir, más empresas mexicanas invirtieron en el extranjero.

Alejandro Faya Rodríguez, director general de inversión extranjera en la SE, explicó que las perspectivas para este año son positivas, ya que en el primer trimestre del año se captaron cerca de 5,000 millones de dólares de IED, el monto más alto registrado desde 2007, capital que supera 14% la cifra de 2012.

Para que la IED complemente la inversión que México requiere para crecer a tasas de 6% se necesita mantener la estabilidad macroeconómica, generar un ambiente de negocios más favorable que en otras naciones.

“Un rubro es trabajar en la productividad, ser mucho más productivos, tanto en las empresas como en los servicios que ofrece el gobierno”, explicó Rocío Ruiz.

La subsecretaria de la SE destacó la relevancia de las reformas estructurales –la energética, telecomunicaciones, fiscal y financiera- como un factor de atracción de capital extranjero.

“Las inversiones no necesariamente se van a dar este año, pero sí en los próximos años. Lo que no podemos asegurar es que de aquí a diciembre se van a notar los efectos en estas reformas, pero seguramente los vamos a ver en 2014 y 2015”, afirmó.

Faya Rodríguez agregó que entre los sectores productivos de México en los que se concentra mayormente la IED, destaca la manufactura. En tanto que los siete subsectores preferidos que concentran más del 60% del producto interno bruto son de alta tecnología, como la fabricación de equipo de transporte, equipo de cómputo y aparatos eléctricos.

Otros segmentos de producción son los que ya están correlacionados con el comercio interno, como el automotriz y autopartes, los electrónicos y electrodomésticos, las industrias químicas y los bienes de consumo.

“Cuando decimos que la IED va a la manufactura decimos que se está convirtiendo en plantas, en maquinaria, en tecnología, en producción. Dentro de estos sectores es donde creemos que pueden destacar las cadenas productivas, algunos en donde podemos ser más competitivos es donde ya estamos exportando”, aseveró Rocío Ruiz.

Juan Carlos Moreno Brid, director general adjunto de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), manifestó que el hecho de que la inversión extranjera se dirija a sectores de manufactura y de alta innovación simboliza una ventaja, ya que no es para la explotación de recursos naturales.

(Judith Santiago / Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();