Reto organizacional: jóvenes y viejos en la misma oficina

Los empleados arriba de 60 años laboran hasta 22% más tiempo que las personas más jóvenes, lo cual marca un desafío para hacer compatibles los equipos de trabajo por la diferencia de intereses entre generaciones, advirtieron firmas de capital humano.

El envejecimiento de la fuerza de trabajo es una tendencia que se acentuará en el futuro, ya que en 2009 la proporción de las personas económicamente activas que tenían entre 20 y 29 años era de 25%. Cifra que en 2040 se reducirá a 15%.

En contraste, hace 3 años la población de 60 años o más constituía menos de 10% de la PEA, pero en 2040 su presencia se incrementará a casi 20%, según Manpower.

Por esta situación, las empresas deben tomar nuevas estrategias de reclutamiento y capacitación para formar equipos de trabajo.

Irving Alemán, gerente de reclutamiento de Kelly Services, explicó que la generación conocida como Baby Boomers (nacidos entre 1946 y 1964) trabaja tiempo extra, con lo que su jornada semanal llega a 50 horas o más, cuando la mayoría labora alrededor de 40 horas; están más comprometidos con la compañía, y creen en las líneas de autoridad.

Mientras que los de la generación Z, nacidos entre 1990 y la actualidad, son reconocidos por haber tenido contacto desde muy pequeños con tecnologías como DVD, internet, mensajes instantáneos o SMS, comunicación por teléfono celular, reproductores de MP3 y redes sociales. Éstos serán los que tendrán mayores ofertas en el mercado laboral.

En medio de estos dos extremos, se encuentran las generaciones X (nacidos entre 1965 y 1976) y la Y (entre 1977 y 1997).

“El reto es saber cómo trabajar con gente que tiene 20 o 21 años y con otra que tiene hasta 60. Es complicado. El reto es hacer que trabajen en equipo. La mejor manera de integrarlos es hacer grupos multigeneracionales, que se mezclen y se cambien roles, aunque la resistencia es terrible a veces”, afirmó.

Las ideas innovadoras de los jóvenes deben respaldarse en la experiencia de los mayores, pero si no se llegan a adaptar, habrá anarquía en el ambiente laboral, explicó.

Para Mónica Flores, directora de Manpower, saber integrar a los empleados es un reto para el líder de la organización.

Comentó que si no se logra la combinación, la generación más joven se irá porque tiene múltiples oportunidades.

Y las empresas no querrán contratar a gente mayor porque habrá un choque cultural.
(Mexican Business Web con información de Excélsior)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();