Los bancos prestan más al sector privado

crédito pyme

La idea de que el crédito para las empresas en México es escaso es un mito que prevalece desde hace décadas. Sin embargo, dentro del financiamiento que otorga la banca comercial al sector privado, las empresas y las personas físicas con actividad empresarial ocupan por mucho el primer lugar.

De acuerdo con información del Banco de México, del saldo total de la cartera de crédito otorgado por la banca comercial al sector privado sumó 2 billones 370,200 millones de pesos al mes de junio, de este monto, 50.8% correspondió a empresas y personas físicas con actividad empresarial, cuyo saldo acumuló 1 billón 203,700 millones de pesos.

Mientras el crédito a las empresas representa la mitad de todo el financiamiento al sector privado, los créditos al consumo apenas son una cuarta parte del total (25.9% para ser precisos) con una cartera de 614,400 millones de pesos.

El crédito hipotecario representó 19% del total, con una cartera acumulada en el mismo periodo de 450,400 millones de pesos.

El crédito bancario representa para cientos de empresas mexicanas una especie de “salvavidas” que les ayuda a disponer de flujo para cubrir diversos compromisos, así como negocios rentables.

Aunque los recursos acumulados por la banca en préstamos para las empresas son significativos, el crédito continúa como el Talón de Aquiles para la permanencia de muchas compañías, principalmente para las pequeñas y medianas (Pymes).

Precisamente es en este segmento empresarial en que el crédito es escaso, ya que en los dos años anteriores, 95.3% de las Pymes cuando emprenden un negocio lo hacen con recursos propios, mientras que 15% obtiene apoyo de algún programa gubernamental y 8.7% recibe un préstamo bancario, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía (SE).

Con este antecedente, los bancos comienzan a impulsar el crédito a Pymes por medio de nuevos programas de financiamiento, accesible para este segmento económico de México. También comienzan a incrementar el monto destinado a ellas.

El caso del banco Santander México, que duplicó su cartera de crédito a las Pymes y hoy abarcan 10% de toda su cartera crediticia. Durante el primer semestre de este año dispuso de 37,766 millones de pesos para este segmento, lo que significa un crecimiento interanual de 42.6 por ciento. Los préstamos a las Pymes de este grupo financiero también mejoraron en su proceso de otorgamiento y en tasas de interés que son más competitivas.

Otra institución que aumentó la colocación de créditos empresariales es Banorte. A la fecha acumula un saldo de 108,500 millones de pesos y un crecimiento de 5% anual. Especialmente, el préstamo a las Pymes tiene un crecimiento de 19% anual y de 5% trimestral.

Bancomer registró un crecimiento anual de 10% en los créditos que otorgó a las empresas. Mientras que el saldo de financiamiento a las Pymes acumuló 33,297 millones de pesos en el segundo trimestre de este año, es decir, 21% mayor a 2012.

Los reportes de estos tres bancos no solo reflejan que las empresas son las que reciben la mayor proporción del crédito que otorgan a este sector de servicios de México, sino que cada vez hay mayor interés en prestar a las Pymes con productos flexibles y con una cartera crediticia que aumenta año con año.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();