Reciclaje tiene potencial de negocio

reciclaje

¿Te imaginas que todo lo que tiras se convierta en un producto útil?, dice Bernardo Greenham, director de Basura Cero, para definir a la empresa mexicana que cofundó en 2008 para transformar residuos en productos y reinsertarlos en la cadena de consumo del país.

 

En la actualidad, en México se producen 77 millones de toneladas de basura al año, lo que indica que cada persona genera un promedio de 300 kilos en ese periodo, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

 

En ese contexto, Basura Cero llegó a la industria del reciclaje con un concepto innovador que inicia con la recolección de residuos industriales de “difícil disposición”: aquellos que no le funcionan al reciclaje normal como empaques de diferentes tipos de plásticos.

 

Éstos se reciclan bajo fórmulas que no implican su separación, y se complementan con basura común de tiraderos (plástico, papel, cartón, aluminio, fibras naturales y pigmentos vegetales), lo cual beneficia al ambiente, asegura Greenham en entrevista con Mexican Business Web.

 

Luego de la mezcla, Basura Cero desarrolla productos que atienden a una variopinta línea de mercados, desde acabados arquitectónicos, mobiliario, promocionales, papelería y accesorios industriales, hasta contenedores, huertos urbanos y macetas, entre otros.

 

Desde su oficina en México DF, el directivo comenta que los procesos de Basura Cero son simples; pero llevan una carga importante de investigación y desarrollo para poder reinsertar a la cadena de consumo lo que antes no tenía una salida.

 

“Nuestros productos, más allá de ser un mueble, un cuaderno o una tarima de carga, son herramientas para que nuestros clientes comuniquen a su consumidor final los beneficios que hacen en torno al ambiente”.

 

En sus cinco años de vida, el proyecto se hizo de una importante cartera de clientes en el territorio nacional y hoy ya trabaja directamente con compañías, de las cuales toma los residuos para la creación de sus insumos.

 

También hay otras que solo participan en la cadena al consumir los accesorios. Por otro lado, estos se pueden encontrar en tiendas de servicio y especializadas, además de la venta directa que realiza la empresa del sector productivo manufactura.

 

Greenham considera que la industria del reciclaje en México crece y “el país despierta hacia un verdadero desarrollo económico, con base en prácticas sustentables, lo que representa oportunidades para los que nos dedicamos a algo relacionado con el tema”.

 

Especialistas como Rafael Blanco, presidente del Instituto Mexicano del Plástico Industrial (IMPI) aseguran que de reciclar las 3´000,000 de toneladas de plásticos que llegan cada año a los tiraderos, el valor de la industria alcanzaría mínimo 3,000 millones de dólares (mdd).

 

De acuerdo con la institución, actualmente solo se recicla 15% de ese total de plásticos en el país.

 

“Aunque cada día aprovechamos más los residuos, nos falta mucho para estar al nivel de otros países que tienen un aprovechamiento del reciclaje superior a 90%”, acota el directivo de Basura Cero.

 

Asimismo, afirma que el mundo cuenta con el plástico necesario para satisfacer las necesidades de todas las generaciones venideras; es decir, no hay la necesidad de generar más a partir del petróleo (recurso natural no renovable), por lo que es necesario aprovechar el que existe.

 

Por lo pronto, Basura Cero hace frente a la problemática: tiene una capacidad para contar con 200 toneladas mensuales de producto terminado y ya da sus primeros pasos en el mercado internacional.

 

(Eduardo Hernández / Mexican Business Web)

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();