El país no quiere más fumadores

libre-humo

En México cada año mueren 66 mil personas por padecimientos asociados al tabaquismo, lo que genera en el sector salud gastos superiores a 45,000 millones de pesos (mdp) por atender enfermedades relacionadas a esta adicción.

Por ello, en el foro legislativo y ciudadano “100% libre de humo, 100% salud”, legisladores y representantes de asociaciones civiles que luchan contra el consumo del tabaco expusieron la situación de los fumadores en el país.

Algunas cifras revelan la grandeza del problema. Por ejemplo, el tabaco es considerado una droga de inicio y se prevé que 30.4% de las personas lo usa como su primer estimulante.

Asimismo, nuestro país tiene una promedio de fumadores de 21.7% en población que va de los 12 a los 65 años, un elevado porcentaje que la convierte en la principal causa de muerte prevenible.

Por la importancia que reviste este problema en México, en 2003 fue el primer país latino en suscribirse al Convenio Marco Contra el Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cual señala en su artículo 8 la necesidad de proteger a la población, fumadores y no fumadores, de la exposición al humo del tabaco.

En este foro se expuso la importancia de la legislación a cerca de los espacios 100% libres de humo de tabaco. Actualmente no existe una legislación nacional al respecto, pero los estados de Tabasco, Morelos, Veracruz, Zacatecas Nuevo León, Baja California, el Distrito Federal y el Estado de México cuentan con leyes a este respecto.

La idea de que la prohibición de fumar en espacios cerrados o públicos afecta inevitablemente a los comercios y la economía mexicana, no es compartida por los participantes del foro, quienes aseguraron que estas medidas representan beneficios económicos, comerciales, de productividad y de salud pública.

La recaudación fiscal es ejemplo de los beneficios, porque según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por concepto de IEPS a productos del tabaco se recaudaron 46,891 mdp entre enero de 2011 y agosto 2012; está recaudación fue resultado del impuesto de siete pesos por cajetilla.

Fernando Cano Valle, comisionado de la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic), destacó que para la ley aún están pendientes temas como la prohibición de la publicidad del tabaco, el aumento de los pictogramas de advertencia sanitaria de 30% a 50%, el incremento al impuesto en cajetillas del 69.8% al 75%, el fortalecimiento de programas preventivos, entre otros.

(Yazmín Balula / Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Comentarios

  1. Primero, esa cifra de 66 mil está exagerada. Un fumador de 80 años que fallece decimos “Murió por el tabaco”; antes decíamos “Murió de vejez”. También es importante recordar que el 100% de las personas MUEREN DE ALGO. En México más de 20,000 personas mueren todos los años en accidentes automovilísticos ¿Qué, vamos a prohibir los coches?
    Los mejores gobernantes son los que gobiernan menos. Si quieren pasar leyes que de verdad protejan al pueblo; favor de prohibirle a los fabricantes de cigarrillos que le incluyan químicos que causan los verdaderos problemas de salud y la severa adicción.

Opina

*

 

genesis();