Banda ancha móvil con potencial de negocio

banda-ancha-movil

La banda ancha móvil en México representa una oportunidad de negocios para varios actores: desde los desarrolladores de equipos y empresas, hasta los proveedores de aplicaciones (apps), al tiempo que el segmento dinamiza al sector telecomunicaciones de manera importante.

De acuerdo con la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) las conexiones a banda ancha móvil aumentaron 49.7% durante el segundo trimestre del año, es decir, el periodo cerró con 14.45 millones de suscripciones a este servicio del sector Internet.

Por su parte, un estudio de la firma de consultoría The Competitive Intelligence Unit (CIU), señala que el segmento de la banda ancha móvil es el más dinámico del sector comunicaciones y ubica su crecimiento en 33.5% en lo que va de 2013.

En entrevista con Mexican Business Web, Diana Fernández del Campo, gerente de análisis estratégico de CIU, asegura que los mexicanos tienen mayor disposición para adoptar el servicio de conexión a internet móvil debido a las ventajas que representa frente a la conexión fija.

“El segmento crece mucho y existen oportunidades de negocio en diversos sentidos, por un lado tenemos a los operadores que ofrecen el servicio, por otro a los desarrolladores de equipos y al gran espectro de empresas que se desarrollan aplicaciones para ofrecer sus productos”.

La directiva señala que en el caso de los desarrolladores de equipos, estos van de la mano con la penetración de banda ancha móvil, mientras las empresas del sector servicios y sector comercial invierten mucho para llegar al consumidor mediante los dispositivos.

Existe un gran mercado para las apps, se descargan de todo tipo: para buscar tiendas, lectores de códigos, interfaces amigables con el usuario de alguna tienda, programas de gobierno o alertas en caso de emergencias, comenta.

Eventualmente, explica, el consumidor final también se puede ver beneficiado frente a la competencia en el segmento, pues ésta puede mejorar la calidad del servicio y los precios.

Para Fernández del Campo, el crecimiento de la penetración de Internet en México -45.1 millones de personas, según la Asociación Mexicana de Internet (Amipci)- detonará una migración importante de parte de las compañías que buscan al consumidor final.

Los retos en México

Hoy, el principal reto para la conexión móvil a la red es la adopción que tiene la sociedad mexicana del servicio, pues no obstante sus elevadas tasas de crecimiento, este es caro y la calidad deja mucho que desear, opina la gerente de análisis de CIU.

En ese contexto, asevera que la recién aprobada reforma en telecomunicaciones puede detonar la competencia efectiva en la industria, lo que repercutirá en menores precios y mayor calidad, y detonará mayor adopción en la población.

“Si bien nueve de cada 10 personas en el país cuenta con una línea móvil, apenas uno de cada 10 cuenta con internet en su dispositivo, lo cual revela un espectro muy grande nuevos clientes que todavía no dan ese paso para tener banda ancha móvil”, advierte.

El futuro según Huawei

En tanto, Lu Xingang, vicepresidente de la línea de producto GSM, UMT y LTE de la firma china de tecnologías de la información (TI) Huawei, advirtió que en 2018 la mayoría de los países tendrán redes de cuarta generación (4G) basadas en tecnología LTE, es decir, un acceso a internet más veloz y eficiente.

Según el directivo, lo anterior significará “una edad de oro” para los servicios de banda ancha móvil, lo que se traduce en un reto para los gobiernos, quienes tendrán que brindar más espectro a los operadores para atender la demanda.

Xingang mencionó que si bien en la actualidad solo 2% de la población mundial tiene acceso a la tecnología LTE, se estima que los ingresos en el mercado móvil se incrementen a un ritmo de 10% anual, impulsado por la demanda de aplicaciones y servicios, informó la agencia Notimex.

(Eduardo Hernández / Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();