Cifra de suicidios se duplicó en 20 años

suicidio

El suicidio es un fenómeno complejo debido a que influyen diversos factores de riesgo: biológicos, psicológicos, sociales, entre otros; sin embargo, puede ser predecible a través de la conducta suicida, por ello la Organización Mundial de la Salud (OMS) instituyó el 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

Los suicidios son un problema del sector salud en México. De acuerdo con las estadísticas de mortalidad, durante 2011 en el país ocurrieron 5,718 suicidios, de los cuales 80.8% fueron consumados por hombres y 19.2% por mujeres, lo que significa que ocurren cuatro suicidios de hombres por cada mujer.

La tasa de suicidios en México va en aumento, pues de 1990 a 2011 para la población en general la tasa se duplicó, al pasar de 2.2 a 4.9 suicidios por cada 100,000 habitantes. Por sexo, en 2011 la tasa de mortalidad de esta causa fue de 8.2 por cada 100,000 hombres y de 1.9 suicidios por cada 100,000 mujeres.

Por entidad federativa muestra que en 2011 Campeche (9.5) y Yucatán (9.3) casi duplican la tasa nacional. En tanto que Guerrero presenta la tasa más baja, con 2.6 suicidios por cada 100,000 habitantes.

Del total de la población que cometió suicidio, el conjunto de quienes tenían de 15 a 29 años de edad representaron la mayor proporción de fallecimientos por este hecho (43.5%); de los cuales el 53.6% eran mujeres y el resto varones.

Llama la atención que del total de suicidios 10.2% corresponde a personas de 60 años y más.

De acuerdo con el nivel de instrucción que tenían las personas que consumaron el suicidio, 24.3% contaban con estudios de secundaria completa, mientras 28% de las mujeres suicidas contaban con estudios de nivel medio superior y superior, en tanto 17.7% de los varones suicidas tenia este tipo de estudios.

De las personas que tenían trabajo al momento de cometer suicidio, la información muestra que 23.9% trabajaban en actividades agrícolas, ganaderas, caza y pesca, 23.3% en la industria de la transformación y 19.3% en trabajos administrativos de nivel inferior.

El ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación se ubica como el principal método utilizado por hombres (78.1%) y mujeres (72.4%); en segundo lugar, optaron por el disparo con arma (12.1%), en tanto que ellas usaron el envenenamiento por gases, vapores, alcohol y plaguicidas (16%).

Existen distintos componentes sociales que intervienen en la decisión de una persona para quitarse la vida, entre los jóvenes es posible encontrar ciertos hechos asociados con la depresión y el aumento del consumo de drogas y alcohol; en los grupos de edad productiva, existen factores de índole laboral y económica; y en los adultos mayores, enfermedades que generan dolor o discapacidad.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();