Exportación y consumo frenan la economía

exportacione

El debilitamiento de las exportaciones, el estancamiento del consumo del gobierno y la contracción de la inversión, fueron las tres principales fuentes de la pérdida de dinámica de la economía mexicana durante el primer semestre del 2013, de acuerdo con los indicadores económicos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las noticias económicas de hoy señalan que la demanda agregada creció 1.0% promedio anual en el primer semestre del año, en comparación con 4.3% reportado para el mismo período de 2012.

El único componente de la demanda agregada que logró defenderse de la desaceleración fue el consumo privado, que durante el primer semestre repuntó 3% anual.

De acuerdo con información del Inegi, el consumo del gobierno apenas creció 0.3% en el periodo enero-junio, respecto a igual periodo del año pasado, es decir, se mantuvo estancado.

La formación de capital fijo (Inversión) retrocedió 0.2% y las exportaciones apenas crecieron 0.9% anual, a diferencia del crecimiento de 4.2% de un año atrás.

Desde el punto de vista de los analistas de Banamex, las cifras anuales muestran que en el primer semestre, la demanda local perdió mayor dinamismo que la externa en comparación anual.

“No obstante, prevemos que la demanda local comenzará a recuperarse en la segunda mitad del año, apoyada tanto por el impulso esperado de la demanda externa cuanto por la buena dinámica que mantienen algunos determinantes del consumo”, aseguraron.

Un análisis de la casa de bolsa BX+ indicó que en términos generales ya se sabía que el menor consumo, tanto público como privado, y la menor inversión fueron los que crecieron por debajo de su promedio histórico.

“Para los próximos meses, se deben reactivar de manera sustancial para que la economía logre crecer como lo venía haciendo en los últimos años, lo cual estimamos que ocurra hasta 2014”.

Por su parte, en Banorte-Ixe prevén un mayor dinamismo de la demanda agregada durante el segundo semestre del año. “Es probable que la actividad económica presente un mejor desempeño durante la segunda mitad”.

En particular, la mayoría de las encuestas regionales de opinión empresarial sugieren que el sector manufacturero en Estados Unidos ha empezado a mostrar un mayor dinamismo. Ello se ha visto reflejado en un mejor desempeño de la industria manufacturera mexicana.

Adicionalmente, consideramos que el incremento que ha presentado el gasto gubernamental también propiciará un mejor desempeño de la economía mexicana durante el segundo semestre del año.

Finalmente, es probable que “consumo e inversión privada presenten un mejor desempeño a partir del cuarto trimestre de 2013, derivado de la aprobación de las reformas estructurales lo que probablemente tendrá un impacto positivo e inducirá un mayor gasto privado”, concluyeron los expertos de Banorte-Ixe.

(Ricardo Vázquez / Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();