Pymes pretenden nutrir al sector restaurantero

restaurante-proveedores

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) comercializadoras y distribuidoras de productos perecederos ven en los restaurantes un sector vigoroso para expandir y diversificar su plan de negocios, por lo que busca establecer alianzas comerciales.

En México, el segmento de los restaurantes es robusto, puesto que uno de cada 10 comercios en el país corresponde a un restaurante, de acuerdo con información de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Además, los 428,000 restaurantes registran ventas de 182,992 millones de pesos, aproximadamente, es decir, 4.1% del producto interno bruto (PIB) nacional, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El sector restaurantero está integrado en 96% por micros, pequeños o medianos establecimientos, entre loncherías, torterías, juguerías, cafeterías y pequeños o medianos restaurantes. Mientras que 4% pertenecen a grandes cadenas y franquicias.

Las cifras y porcentajes anteriores muestran el potencial que representa para las pymes comercializadoras de productos lácteos, carnes frías y abarrotes, el sector restaurantero.

“Al nicho que no hemos podido llegar es al sector restaurantero, porque no hemos generado una estrategia que sea sólida y competitiva, que nos permita tener todo el complemento que necesitan los restaurantes”, dijo César A. Medina González, director general de Lácteos Marber.

El directivo agregó que en la actualidad su mercado está principalmente entre las pequeñas tiendas, cremerías, cafeterías, cooperativas de escuela, amas de casa, no obstante, su objetivo es llegar a los restaurantes.

Para Lácteos Marber ingresar a este nicho es estratégico para su crecimiento. Sin embargo, advierte todavía algunas barreras para ganar participación en este segmento.

Entre los temas que representan un obstáculo para empezar a proveerles a los restaurantes está que no cuentan con todas las marcas que los establecimientos demandan. Otro de los problemas es la falta de organización de los restaurantes en sus pedidos, lo que encarece la distribución para la empresa proveedora, dijo Medina González.

Para poder escalar de manera gradual a este potencial mercado, Lácteos Marber considera relevante su participación en diversos foros, como de Abastur, en el que tuvieron presencia en este y el próximo año.

Asimismo, planea invertir 6 millones de pesos para el próximo año para abrir dos sucursales, la primera de ellas en San Vicente Chicoloapan en el mes de marzo. La segunda está por determinar su ubicación, la cual puede ser la central de abastos de Tultitlán o en Atizapán.

En la actualidad, la empresa comercializa lácteos, carnes frías y abarrotes en nueve almacenes, siete de ellos en la Central de Abastos de Ecatepec, en el Estado de México.

(Judith Santiago / Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();