Modelo de franquicia es atractivo en México

Franquicias

Con una alta concentración en el centro del país, crecimiento en apoyos de 300%, más de 1,000 firmas y ganancias superiores a los 80,000 millones de pesos (mdp), el negocio de las franquicias es una opción de inversión en México.

 

El modelo se define en la actualidad como “una concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada”, según el diccionario de la Real Academia Española (RAE).

 

En el territorio nacional, las franquicias –más de 1,000 unidades, según estimaciones de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF)- facturan 85,000 mdp anuales y emplean a más de medio millón de personas de manera directa.

 

El sector mantuvo su tendencia en 2012 con respecto a años anteriores con un crecimiento de 13% en cuanto a su facturación, y según la AMF hace dos años el Programa Nacional de Franquicias del gobierno federal creció 300% con la creación de 1,221 puntos de venta.

 

El modelo llama la atención de los inversionistas y existe un interés marcado de las empresas por convertir su negocio en franquiciable, ya que genera beneficios en dos vertientes importantes, según afirman especialistas como el doctor Iván Aguirre Hernández.

 

En un artículo publicado en CNN Expansión, el experto sostiene que el primer beneficio es para quien genera la franquicia, ya que le permite replicar su modelo exitoso de negocio mediante otras personas que desean asumir el riesgo con ellos.

 

Lo anterior, asegura, es una estrategia de crecimiento que permite expandir la marca y su influencia en el mercado para generar un mayor volumen de ventas.

 

La segunda vertiente se refiere a los adquirentes de las franquicias, porque adquirir un negocio probado no sólo en lo referente a sus productos y/o servicios, sino en lo concerniente a la administración y operación, reduce de manera importante los riesgos de la inversión.

 

En su reporte anual sobre el sector, la AMF señala que la inversión inicial reportada por 38% de las franquicias es de 100,001 a 500,000 pesos, le siguen un 18%  con un monto que va de los 500,000 al 1´000,000, y  un porcentaje igual donde la inversión es superior al millón de pesos.

 

En el caso de la distribución por giros, sobresale el de alimentos y bebidas, servicios especializados, comercio especializado, cuidado de personal, y educación y capacitación. Con una presencia menor se encuentran tecnología y comunicaciones, así como turismo.

 

En cuanto a regiones, 43% de las franquicias se encuentra en el centro del país, le sigue el occidente con 15% y el noreste con 14%, mientras que el golfo y noroeste tienen 9%, respectivamente, el Bajío 6% y el sureste sólo 4%.

 

A decir de la asociación, para lograr que el potencial de las franquicias se materialice, es necesario que se impulse a este sector mediante apoyos específicos claramente orientados a la utilización del modelo en el sector comercial.

 

(Eduardo Hernández / Mexican Business Web)

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();