Proveeduría automotriz tiene grandes retos

proveeduria_automotriz

La industria de la proveeduría automotriz en México tiene un gran potencial para sustituir las importaciones que las grandes armadoras realizan o adquieren de las firmas internacionales establecidas en el país. Las oportunidades de negocio son millonarias para el rubro.

 

De acuerdo con la Secretaria de Economía (SE), el sector de autopartes engloba los bienes de consumo final, que se utilizan para suministrar a la industria terminal. Las empresas proveedoras se instalan -principalmente- alrededor de las plantas armadoras.

 

Asimismo, se encarga de abastecer el mercado de remplazo o refacciones para automóviles usados. Las firmas se clasifican en los niveles de producción Tier 1, 2 y 3, según sus niveles de manufactura, sofisticación de producción, especialización de componentes y clientes finales.

 

El año pasado, según la Industria Nacional de Autopartes (INA) y la firma Global Insight, México se ubicó como quinto productor de autopartes a escala mundial con un récord histórico de producción de 74,795 millones de dólares (mdd), es decir, 10.0% más que en 2011.

 

Entre las fortalezas que presenta el sector en el país se encuentran sus costos competitivos, donde se ubica en el primer lugar de América Latina; talento, con 583,706 trabajadores; costos laborales, los más bajos comparados con Estados Unidos y Canadá, y su localización.

 

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revela que en la actualidad existen 2,559 dedicadas a la manufactura de componentes automotrices, de las cuales se estima que más de 300 pertenecen al primer nivel de producción (Tier 1).

 

En ese contexto, las compañías mexicanas tienen un gran mercado para competir, ya que 90% de la proveeduría del sector automotriz en México proviene de compañías extranjeras. Esa, según los expertos, es una de las agendas pendientes en el ramo automotor.

 

De acuerdo con Eduardo Solís Sánchez, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia), México tiene la oportunidad de sustituir 30,000 mdd en importaciones de auto partes.

 

Por su parte, Rodrigo Alpizar Vallejo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), afirma que los centros de compras a proveedores de las grandes armadoras son todavía, en mayor medida, en sus países de origen.

 

Para revertir el proceso y ganar competitividad para las empresas mexicanas, Alpizar Vallejo sostienen que se necesita hacer un trabajo y estrategias muy cercanas entre industria y gobierno.

 

Hoy más que nunca, asegura, la competencia de la industria ya no es contra el gobierno o contra los sindicatos, sino que los países que lograron evolucionar en sus sistemas productivos son los que llevan a cabo alianzas entre sus sectores.

 

(Eduardo Hernández / Mexican Business Web)

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();