Funerarias son opción de negocio “con vida”

funeraria

Considerados como una buena manera -a veces tabú- de aprovechar las oportunidades de negocio en México, los servicios funerarios se mantienen como una opción de inversión, en los cuales la innovación juega un papel decisivo para mantener el negocio “en vida”.

 

Datos del sector, revelan que en la actualidad existen aproximadamente 3,000 unidades funerarias en el país, cuyo valor de mercado se ubica en 8,000 millones de pesos (mdp). Por año, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), mueren alrededor de 500,000 mexicanos.

 

Tan solo en 2011, indica el organismo, se reportaron 591,000 defunciones, de las cuales la mayor parte se concentró en edades adultas con seis de cada 10 en la población de 60 años y más, mientras que una de cada cuatro, en adultos de 30 a 59 años.

 

En ese sentido, los negocios funerarios tienen -de por vida- una cartera robusta de clientes. De acuerdo con Úrsula Gartz, directora de compromiso con el cliente de Grupo Gayosso (una de las firmas más antiguas en México), el sector tiene crecimientos anuales de 2% a 3%.

 

En tanto, el cambio y desarrollo de la sociedad se refleja en la industria que tiene a la muerte como fuente de negocio: innovación tecnológica, diversificación y ampliación de servicios, entre otros factores, son necesarios para competir mejor y ganar terreno.

 

Todos morimos. Las personas cercanas al natural fenómeno requieren de un servicio funerario de acuerdo con sus capacidades económicas, voluntades, rituales y gustos; inclusive, éstas requieren servicios especiales después de la pérdida de un familiar (60% sufre depresión).

 

En cuanto la defunción ocurre, existen -generalmente- dos opciones para que el cuerpo sea tratado. Tradicionalmente éste es enterrado bajo tierra; sin embargo, la cremación es una tendencia que define al mercado en 80%, al menos en las principales urbes del país.

 

Esto significa uno de los principales retos, es decir, las empresas funerarias deben elevar sus estándares de calidad (se calcula que más de 1,500 firmas carecen de ellos), regularizarse, modernizarse integralmente, consideran los especialistas.

 

Por otro lado se encuentra la diversificación de servicios. Aquí entran en juego elementos como la tecnología: bóvedas virtuales, nichos ecológicos, servicios completos, funerales a los que se puede estar on line, pagos electrónicos, etcétera.

 

Finalmente, el sector enfrenta la informalidad como uno de sus principales retos. De acuerdo con el Consejo Mexicano de Empresas de Servicios Funerarios (Comesef), 80% de las agencias son irregulares.

 

Manuel Ramírez, presidente del organismo, aseguró que, de las cerca de 3,000 agencias, sólo 20% están debidamente constituidas, mientras más de 50% opera en la clandestinidad y el restante 30% cuenta con sólo algunos permisos.

 

Por ello, la Comesef trabaja para que las autoridades regulen el mercado, mediante programas a escala nacional que propicien mejores prácticas en estas firmas del sector servicios.

 

(Eduardo Hernández / Mexican Business Web)

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();