Alstom e Isolux firman otro contrato con CFE

Foto Mazatlan

El consorcio francés Alstom y la española Isolux firmaron un contrato con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por 380 millones de dólares para la conversión a coque de petróleo de las unidades I y II de 158 Megavatios (MV) en la Central Termoeléctrica de Altamira, Tamaulipas.

 

El coque de petróleo es un sólido carbonoso derivado de las unidades de coquización en una refinería de petróleo o de otros procesos de craqueo o quiebra de moléculas. Otros coques tradicionalmente han sido derivados del carbón.

 

El proyecto incluye diseño, ingeniería, fabricación, construcción e instalación de equipos, obras electromecánicas, civiles, de instrumentación y control para la rehabilitación y modernización de dichas unidades que actualmente utilizan combustóleo pesado, permitiendo extender la vida útil de las mismas en 20 años adicionales.

 

Esta es la primera vez en el sector de la energía en México que se lleva a cabo una reconversión de estas características, lo cual traerá importantes beneficios, como por ejemplo la disminución de 80% de los gastos de operación, originados por el menor costo del coque de petróleo.

 

Una vez finalizadas las obras, la termoeléctrica de Altamira habrá disminuido en 90 por ciento las emisiones contaminantes precursoras de la lluvia ácida (SO2), que equivalen a dejar de emitir anualmente más de 50 toneladas de dióxido de azufre al ambiente.

 

El pasado 27 de octubre, el contralor general de la CFE, José Francisco Rábago Castillo, adelantaba al portal cinco.mx, que la paraestatal realizaría importantes inversiones del orden de 430 millones de dólares en Tamaulipas, entre ellas la ampliación de la Termoeléctrica de Altamira.

 

“Este proyecto comprende la rehabilitación, modernización, y conversión a coque de petróleo de las unidades 1 y 2, que incluye la ingeniería, el diseño, fabricación, construcción e instalación de equipos; suministro de materiales, herramientas y equipos especiales de trabajo, parte de repuesto, obras electromecánicas y de control”, declaró entonces al medio citado.

 

Rábago Castillo agregó también que “seguramente se modernizara la Central Termoeléctrica de Altamira y aumentará su capacidad donde se distribuye la energía al norte y centro del país, por lo que muy pronto entrarán los trabajos para este proyecto 258 CT Altamira de las Unidades 1 y 2.

 

También el mes pasado, Alstom Mexicana ganó otra licitación con la CFE en la que invertirá aproximadamente 43 millones de dólares para la construcción de obra civil y abastecer de turbinas la central geotermoeléctrica Los Humeros 3, ubicada en Veracruz, México.

 

Tras ganar la licitación lanzada por CFE el principal fabricante en el mundo de aerogeneradores inició las obras a finales de octubre pasado. La obra civil está programada para concluir en abril de 2016.

 

(Mexican Business Web, con información de La Jornada)

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();