Internet. Jóvenes lo prefieren a través de móviles

jovenes celulares

Ciudad de México.- McAfee presentó este jueves los hallazgos del estudio de 2013 Decepción Digital: exploración de la desconexión en línea entre padres e hijos. A propósito del evento, también se presentaron las  suites de seguridad 2014 para PC’s y el primer servicio de seguridad integral LiveSafe®, ilimitado para cualquier dispositivo móvil. Entregando así, un evento muy completo para la protección de todas las personas.

 

La empresa desarrolló este estudio en México de la mano de Ipsos Media CT, encuestadora especializada en investigación y medición de audiencias, con el objetivo de conocer el comportamiento de los jóvenes del país, tener una referencia de lo importante que es la seguridad informática y hacer conciencia de los riesgos e implicaciones para las personas y su vida en general.

 

“Nuestra vida digital se ha vuelto más compleja a medida que nos conectamos, compartimos y almacenamos datos a través de diversos dispositivos”, aseguró Adriana Jordana, Gerente de Cuentas de Retail de McAfee México “Los consumidores y en este caso los jóvenes,  merecen una forma más conveniente de proteger su identidad sin importar qué tipo de dispositivo utilicen”.

 

El estudio presentado, analiza los hábitos e intereses en línea de los preadolescentes, los adolescentes y los adultos jóvenes, detectó que existe una desconexión importante entre lo que hacen en línea y lo que sus padres creen que hacen. A pesar de que los jóvenes entienden que Internet es peligroso, aún tienen comportamientos riesgosos y ocultan esta actividad a sus padres de varias maneras.

 

Hábitos de navegación

Los padres de adolescentes son quienes menos saben cuántas horas pasan conectados sus hijos: seis de cada diez padres piensan que sus hijos se conectan de una a cuatro horas al día mientras que seis de cada diez hijos declaran conectarse cinco o más horas al día. La encuesta destaca el uso de dispositivos móviles para conectarse a internet en las personas de 14 a 23 años. En promedio el 74% del tiempo que pasan conectado lo hacen a través de este tipo de dispositivos, resaltando: Laptops (35%) y Smartphones (18%).

 

Los Padres se dan por Vencidos

Para monitorear las actividades de sus hijos en línea los padres prefieren conversar con ellos sobre estos temas y confiar en que seguirán sus recomendaciones (81%). La mitad considera que la tecnología lo rebasa por lo que solo pueden esperar lo mejor (47%). Solo el 16% declara haber establecido algún control parental para monitorear el comportamiento en línea de sus hijos.

 

Percepción de peligro

Los padres y los hijos (adolescentes y universitarios), no perciben el riesgo de postear actividades que muestran su identidad. Específicamente se sienten más confiados de publicar: Una foto suya, su dirección de correo electrónico, el nombre de su escuela. Consideran muy inseguro dar la ubicación de su hogar pero no perciben el peligro de que los identifiquen en otros sitios habituales como la escuela.

 

Experiencias en la navegación

En general los padres no saben que sus hijos publican este tipo de información, especialmente en la información de identificación que más publican los jóvenes. Es importante señalar que 3 de cada 10 padres piensa que su hijo no publica ninguno de estos contenidos.

 

úsqueda de información prohibida

Siete de cada diez jóvenes han buscado información prohibida como respuestas a un examen (38%), tópicos sexuales (38%) o violencia real-simulada (20%). Sin embargo los padres no tienen conocimiento de que sus hijos buscan este tipo de contenidos y 6 de cada 10 piensa que no lo hace.

 

Bullying y acoso en línea

El 37% de los jóvenes ha sido testigo de un comportamiento cruel en línea, principalmente actividades como malos comentarios de otras personas u ofensas, bullying (identificado directamente con esta palabra por el 27%), peleas callejeras o videos no apropiados. El lugar en el que más han visto este tipo de contenidos es Facebook (85%). Solo el 22% de los padres sabe que su hijo(a) ha sido testigo de este tipo de comportamientos.

 

“Este estudio ha dejado sumamente claro que los padres deben interesarse en lo que sus hijos hacen mientras navegan en Internet para comprender su comportamiento en línea e involucrarlos en un sinnúmero de hábitos que los mantendrán seguros en internet. Los niños de todas las edades claman por orientación.” “El futuro de la seguridad  ya no puede persistir como pieza independiente del software, sino que debe ser integrada en la experiencia móvil en general, finalizó Adriana Jordana.”

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();