Terapia Vac muestra buenos resultados

 

Guadalajara, México- El Hospital General de Zona (HGZ) No. 89 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, utiliza con éxito la llamada terapia Vac para tratar el pie diabético con excelentes resultados, informó el angiólogo Cuauhtémoc Plazola Pacheco.

 

Explicó que desde hace dos años en este nosocomio se viene aplicando esta opción para el paciente que desarrolla dicha complicación y gracias a la succión intermitente facilita una más rápida cicatrización de heridas abiertas como es el caso de las que se forman en el pie diabético.

 

Se trata de un aparato que utiliza esponjas ya sea húmedas o secas el cual se conecta al área a tratar lo cual implica la hospitalización del paciente en promedio durante 15 días, periodo que puede variar en función de la extensión y profundidad de la herida“, apuntó el especialista del IMSS.

 

Recordó que anteriormente el paciente con pie diabético era sometido a los llamados aseos quirúrgicos que podían implicar largos periodos de tratamiento. Con la terapia Vac se obvia la realización de dichos procedimientos.

 

Con ello se elimina además el riesgo anestésico y la necesidad de quirófano, lo único por hacer es aplicar las esponjas y la presión negativa o succión constante a determinada presión para que por sí solo el tejido vaya granulando”, es decir, preparándose para la cicatrización y cierre de la lesión, dijo.

 

Si bien la terapia Vac logra bajar a la mitad el tiempo de recuperación de una herida abierta e infectada como las que aparecen en el pie diabético, el médico resaltó que por tratarse por lo general de lesiones muy extensas y profundas, es necesaria la debridación, es decir, el retiro de tejido que se necrosó por efecto de la infección.

 

“Aunque la extremidad se logra preservar, el paciente quedará con alguna pérdida de tejido e incluso de estructuras del pie, sobre todo a nivel de los dedos, sin embargo el hecho de conservar sus piernas, les posibilita una reintegración a su actividad habitual en un mayor porcentaje y mejora así su calidad de vida”, aseguró.

 

Indicó que la terapia Vac se introdujo en la medicina quirúrgica para tratar heridas abiertas sobre todo a nivel abdominal, pero con el paso del tiempo se ha mostrado su efectividad en otras especialidades como la angiología y la traumatología.

 

Se trata de un equipo de unos 15 kilogramos de peso que, como se dijo, conjunta los principios de absorción y presión intermitente que aceleran la curación y aminoran el riesgo a reinfección“, resaltó.

 

Agregó que el pie diabético se posiciona como el segundo motivo de atención angiológica, precedida apenas por las insuficiencias y úlceras varicosas. Expresó que se trata de una de las complicaciones tardías de la diabetes mellitus mal controlada de ahí que la mayoría de los casos atendidos corresponden a personas entre los 55 y 65 años de edad.

 

Fuente: Notimex.

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();