Gobierno ¿es buen cliente? Conoce estas cifras

atizapan

Existen empresas  que pueden considerarse como “siniestradas” debido a que tienen hasta un año sin que los gobiernos estatales y locales les cubran facturas por bienes y servicios.

Ciudad de México.- Estados y municipios adeudan alrededor de 100 mil millones de pesos a 40 mil micro, pequeñas y medianas empresas, denunció el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Rodrigo Alpizar Vallejo.

 

En el marco de la celebración del Día del Químico, donde la Canacintra organizó un homenaje póstumo al ingeniero Rafael Decelis Contreras, autor de libros, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México y fundador de empresas del sector químico, el dirigente  manifestó preocupación por los altos  niveles de endeudamiento que registran los estados y municipios, en detrimento de las pequeñas empresas.

 

Dijo que existen empresas  que pueden considerarse como “siniestradas” debido a que tienen hasta un año sin que los gobiernos estatales y locales les cubran facturas por bienes y servicios. “Están cayendo en cuentas incobrables y esto les resta liquidez para seguir maniobrando”.

 

El problema se agudiza en los gobiernos municipales debido a que las administraciones son cortas (tres años) y en ocasiones no reconocen deudas heredadas o a proveedores que son considerados como amigos del gobierno anterior o simplemente enfrentan pugas entre partidos o incluso al interior de su mismo partido.

 

Todos esos fenómenos inciden en el deterioro de las finanzas municipales y estatales, endeudamientos y procesos históricos que afectan la economía de esas instancias de gobierno y que repercuten en la pequeña y mediana empresa.

 

Dicha situación se suma al proceso de debilitamiento de la economía interna y de la microeconomía ya que si se deterioran las unidades económicas se empieza a desarticular la cadena productiva y se afecta la competitividad de la industria de México, explicó.

 

El líder de los industriales de la transformación indicó que se han explorado opciones para que Nacional Financiera (Nafin) apoye a las empresas proveedoras de estados y municipios que registran cartera vencida. Una de las alternativas sería que el banco compre la deuda, pero argumenta que podría ser incobrable y absorber las pérdidas.

 

Sería mejor que esas cuentas fueran incobrables para la banca de desarrollo y no para los proveedores porque al final de cuentas el espíritu de la banca de desarrollo es asumir riesgos, pero Nafin no puede hacerlo porque su normatividad lo impide.

 

También le hemos propuesto que otorgue créditos a las empresas por los montos de sus contra recibos porque son documentos mercantiles pero tampoco quiere asumir ese riesgo, lamentó el entrevistado, al señalar que 2013 ha sido un año difícil y lento por el retraso en el ejercicio del presupuesto del sector público.

 

Sin embargo, admitió que el gobierno federal es sensible al reconocer que se trata de un problema estructural que podría resolverse. “Tenemos la esperanza de que el ejercicio del gasto público empiece a todo motor desde el primero de enero de 2014 porque es el compromiso que ha asumido la administración federal  para reactivar la economía”.

 

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();