Todos contra la piratería

La industria de alquiler de videos se redujo 43%. Sin embargo, los precios de las películas bajan de precio, y se han abierto nuevos sitios de streaming de videos.

Aunque carece de cifras definitivas, Canacine estima que de 2006 a 2008 la industria de alquiler de video se redujo en 43%. La medición se complica porque la afiliación a las cámaras no es obligatoria.

La piratería está más al alcance: económico y del usuario. Datos de la Tercera Encuesta de Hábitos de Consumo de Productos Pirata y Falsificados en México indican que 95% de usuarios de nivel socioeconómico medio consumen copias apócrifas de música y video. En el sector de bajos ingresos, 92% admitió que compra piratería, porque la puede adquirir en cualquier lugar y es barata.

Los piratas, con un solo ojo, pegan doble. Maximiliano García, director general de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine), advierte que la piratería fue y es el gran enemigo del mercado de venta y renta de películas en México, pues hoy nueve de cada 10 cintas vendidas son copias ilegales y el panorama no parece cambiar.

Contra los piratas, promociones. Como una manera de contrarrestar la descarga ilegal de películas y series en México, la empresa Distrimax ingresó al esquema de cupones, a través del cual ofrece películas de catálogo a un precio de entre 15 y 17.50 pesos.

Fernando Cañibe, director general de Distrimax, principal distribuidor de películas en cine, DVD y televisión, explicó que la empresa a través de la cual ofrecen estas descargas es Groupon. Además, en su sitio buymax.com.mx ofrecen películas desde 35 pesos.

El segmento de alquiler y venta de video está siendo presionado fuertemente por servicios como Netflix, que ofrecen lo mismo pero en streaming (sin descargar de Internet), y que junto con la piratería física asfixian a los videoclubes.

Al naciente mercado de portales que ofrecen contenidos en línea de series de televisión y películas ilimitadas por suscripción mensual en México, se suma Yuzu.

Este nuevo portal de servicio en línea de video, que pertenece a Maxcom, busca competir con las ofertas que ya están en el mercado, como el estadounidense Netflix, dijo Gabriel Cejudo, director de mercadotecnia de Yuzu.

A diferencia de Netflix, que tiene un servicio de cobro de 99 pesos, el portal de Yuzu además de ofrecer la renta de videos en línea por 149 pesos conecta a los usuarios a canales de televisión abierta en vivo en México.

“El mercado está teniendo una transformación interesante, no necesariamente es mala, sino que es cuestión de adaptarse”, aseguró Maximiliano García, de la Canacine.
Para Edward Argüelles, de Blockbuster, “el ingreso de nuevos competidores siempre es sano”, aunque sin dejar de lado los buenos bríos adelantó el contragolpe; en un plazo de entre tres y ocho meses, Blockbuster lanzará su oferta de rentas de video en Internet.

“No hay razón para que Blockbuster no pueda jugar en ese espacio; la firma tiene oferta digital en Estados Unidos y en Inglaterra y pronto en México. Los videoclubes sufren también del acelerado crecimiento de la oferta de películas en sistemas de cable on demand y de los servicios de video en Internet”, dijo García.

(Mexican Business Web con información de Excélsior)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();