Un buen enfoque innovador

Por Efrén Flores*

La Innovación: Mientras que gran parte de los inventos de los últimos 100 años se han convertido en productos comerciales, la creatividad como tal se mantiene como el valor constante clave del éxito en todos los sentidos: éxito filosófico, artístico, industrial, comercial, económico, estratégico. Vaya, hasta del éxito militar, la creatividad, hermana siamesa de la innovación, es el valor estable, permanente de toda evolución exitosa.

Un estudio del año 2010 de la revista Inc. de EU a 1,500 CEO reveló que los líderes corporativos califican a la creatividad como el atributo número 1 de liderazgo necesario para la prosperidad de las empresas, sean grandes corporaciones, medianas o pequeñas. Es además lo único que no puede ser subcontratado; es la esencia que da vida a la ventaja competitiva sustentable.

Pero asimismo por desgracia es donde la mayoría de las empresas falla en el fomento de su más valioso recurso: La creatividad humana, la imaginación y el pensamiento original. Véase si no, el caso de nuestro país. Nos falta un acercamiento sistemático a la construcción de una cultura de la innovación; y luego nos sorprendemos porque otras empresas extranjeras llegan a México, y nos ganan o acaban en nuestro propio campo de juego.

Allá en EU hay casos de empresas que vale analizar, con hiper crecimientos y desarrollo, como Zappos, que es una empresa de ropa y calzado; o Groupon, que cierra negocios diarios con los productos y servicios por ver, hacer, comer y comprar, en 45 países, incluyendo México. 10,000 empleados concentrados en localizar lo mejor para negociar y ofrecer a sus clientes de todas partes, logrado a través de la cultura de innovación.

Y luego Zynga, que desarrolla videojuegos en línea.

Pero, ¿qué es lo que hacen estas empresas para estimular la innovación y la creatividad, como cultura corporativa? Cosas que usted también puede hacer en su empresa pequeña o mediana. Ahí le van las claves:

1. Alimente la Pasión. Que los colaboradores sean apasionados con su trabajo y con el espíritu de la empresa. Que crean en usted, en la empresa y sus objetivos.

2. Celebre las ideas. Celebre con ambiente, con bonos por supuesto, con nuevos puestos dentro de la empresa, con reconocimiento y dándole valor a las aportaciones de los empleados.

3. Impulse la autonomía. Que los empleados tengan flexibilidad de movimiento, que no tengan miedo de moverse para no salir borrosos en la foto.

4. Impulse el valor, para opinar, crear, para criticar pero criticar con valor productivo, no con valor de chisme o intriga.

5. Fallas Olvidadas. Si a algo le teme un empleado es a equivocarse: A regarla y ser objeto de vendettas, intrigas, burlas de los empleados, colaboradores y ejecutivos. A ser carne de cañón. Todo por querer ser mejores y darle a la empresa. No. La mentalidad de Fallas Olvidadas o como dicen en EU. “Hacia delante de las fallas significa que se olvidan los errores y se ve cómo convertir un principio bueno, con posibles manchas, en objetivo productivo. Las mejores empresas prueban diferentes alternativas y caminos, se enfrentan a fallas sin rencores, y siguen hacia adelante. Esa es la forma de salir adelante. Nada de: “Ese ya está acabado”.

* Efrén Flores es periodista de negocios desde hace más de dos décadas y también conoce el área de relaciones públicas.

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();