Riesgo diversificado en antenas de telecomunicaciones

La tendencia global puede beneficiar a las empresas en búsqueda de convertirse en proveedores de servicios de mantenimiento y construcción de antenas y torres de telecomunicaciones.

telecomunicaciones

 

Ciudad de México.- Poco antes de que las reformas en telecomunicaciones comenzaran a discutirse entre sectores públicos y privados en México, varios proveedores de servicios de comunicación comenzaron a prepararse para las nuevas disposiciones que pudieran reducir o afectar su cobertura e ingresos.

Entre las empresas en México que han vendido sus antenas de transmisión para telecomunicaciones, se encuentran Nextel y Axtel. A nivel internacional, Telefónica en España ha seguido esta tendencia. Uno de los beneficios de las ventas de mencionadas antenas se encuentra la posibilidad de convertir los costos fijos y de mantenimiento de las antenas en costos variables. También se reduce el riesgo por motivo de posibles sanciones derivadas del incumplimiento de las nuevas disposiciones en la Ley Federal de Telecomunicaciones. Si las nuevas firmas propietarias no son concesionarias del uso de las bandas, no tendrían que sujetarse a las nuevas regulaciones mexicanas.

En el caso español, Telefónica vendió 500 de sus torres de transmisión a la empresa Abertis. Dicha firma está asociada con la francesa Eutelsat, que opera 31 satélites de comunicaciones. La transacción entre Telefónica y Abertis incluye también a Yoigo. La adquisición está cerrada por un total de 385 millones de euros que corresponden a 4,277 torres de telefonía. En una primer fase, se ha completado la compra de un lote de 1,741 torres por un valor de 171 millones de euros.

Otra bondad de la venta de las antenas de telecomunicaciones es la posibilidad de enfocar los recursos a mejorar la calidad en el servicio al cliente final, un tema que en México aún tiene un largo camino por recorrer en términos de satisfacción del consumidor.

Axtel y Nextel vendieron activos fijos a la multinacional estadounidense American Tower. En el caso de la primera, la adquisición de 833 sitios equivale a 3,161 millones de pesos. American Tower también ha pagado a Nextel 4,950 millones de pesos por 1,483 sitios de transmisión.

Compartir la infraestructura es la tendencia global que puede beneficiar a las empresas en búsqueda de convertirse en proveedores de servicios de mantenimiento y construcción de antenas y torres de telecomunicaciones.

Fuente: ATKearney

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();