Remedios Mágicos alivia los mitos sobre iniciar una Pyme

remediosmagicos

La empresa ganadora del Galardón Pyme 2010 es un ejemplo de que la pasión y la capacitación son la clave del éxito.

 

México, 23 de enero de 2014.- La historia de la franquicia Remedios Mágicos es una muestra de que aún en tiempos de crisis económica global es posible crear una Mipyme y prosperar.

Guadalupe Gómez, alquimista en jefe de Remedios Mágicos, comentó en entrevista con Mexican Business Web que fue en 2007 que se acercó a la Fundación ProEmpleo y es desde entonces que no ha dejado de acercarse a esta institución para asesorarse en temas que han ido desde las ventas y la distribución, hasta contabilidad y finanzas de su Pyme que cuenta con 9 colaboradores.

Guadalupe comenta que durante el taller de ProEmpleo tuvo la oportunidad de conocer a personas que a pesar de no contar con preparación académica tienen una visión de negocios bastante amplia. Sostiene que muchos egresados universitarios desdeñan este tipo de conocimiento y que la humildad es importante para poner los pies sobre la tierra y avanzar con un proyecto que “debe apasionarte”.

Remedios Mágicos “usa el dulce como pretexto” para mostrar que en realidad no hay una solución mágica a los problemas, sino que “todo está en la mente”.

Remedios Mágicos abrió sus puertas en diciembre de 2008, en plena crisis económica. En ese entonces los comentarios negativos o sobre “tener cuidado” hicieron reflexionar a la alquimista en jefe, que a la fecha argumenta que el miedo a no tener éxito en un proyecto es permanente pero que no debe paralizar al emprendedor. La alquimista en jefe de los Remedios menciona que las mayores dificultades no las ha tenido al  constituir su Pyme, sino en el proceso de crecimiento de la misma.

Impulsada por ProEmpleo, Remedios Mágicos concursó para el Galardón Pyme al cual fue acreedora en 2010. Este premio ha servido de escaparate para la marca, y para Guadalupe ha representado la posibilidad de contactar con más expertos que, asegura, le han “transmitido todo su conocimiento sin pedir nada a cambio”.

Remedios Mágicos “usa el dulce como pretexto” para mostrar que en realidad no hay una solución mágica a los problemas, sino que “todo está en la mente”. Guadalupe, egresada de la carrera de diseño gráfico, pone de ejemplo lo anterior en lo que considera “mitos” sobre las dificultades para iniciar un negocio propio. Comenta que “es como cuando piensas en ser padre”, ya que el momento adecuado de hacerlo es cuando “lo sientes” y que “necesitas estar apasionado” con lo que haces o de otro modo tiras el proyecto “por la borda”.

La diseñadora y empresaria busca transmitir con sus líneas de productos el buen humor de la cultura mexicana. Mediante lanzamientos constantes busca posicionar productos de calidad, ecológicos y 100% hechos en México que ayuden a la gente en su día a día. Las presentaciones de sus productos plasman la nostalgia por los merolicos que “ofrecían remedios que te curaban como por arte de magia”; y la filosofía de Remedios Mágicos va de la mano con esto: Reír es magia.

Los productos plasman la nostalgia por los merolicos que “ofrecían remedios que te curaban como por arte de magia”.

En el mercado nacional, la marca cuenta con 70 puntos de venta en librerías y tiendas como Péndulo, Sótano, Ghandhi; museos como el Franz Mayer, una ubicación en el aeropuerto, otra en la colonia condesa, una franquicia en Pachuca y probablemente otras dos más que se abrirían en Morelia y Monterrey.

Guadalupe comenta que los planes para la marca en 2014 son atacar el mercado nacional y poner énfasis en la exportación, con la que han tenido algunos contratiempos debido a que sus productos entran dentro de la clasificación arancelaria de alimentos y deben asegurarse de cumplir con regulaciones, ya que los dulces no los produce Remedios Mágicos.

Remedios Mágicos es una franquicia de modelo tienda. La cuota es de 140 mil pesos y el costo de la franquicia es de 488 mil pesos. Incluye el primer inventario, equipo de cómputo, software, cámaras de seguridad y el plan para los 3 primeros meses de operación, cosa que muy pocas o casi ninguna franquicia ofrece. La locación debe ser a pie de calle o en centro comercial y tener un área de entre 25 y 40 metros cuadrados.

En suma, un plan de negocios, pasión y esfuerzo son la fórmula mágica que Guadalupe usó para dejar atrás el confort de ser empleada y el miedo a ser despedida; y en cambio transmutar estas situaciones en la satisfacción de iniciar una Mipyme generando un patrimonio propio.

franquicia remedios

Fuente de la imagen: Entrepreneur

 

 

Por. Raquel Rojas.

 

 

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();