América Latina sufre consecuencias de mala educación

La Unesco advierte que la crisis afectará a generaciones de niños si no se da un gran impulso a la enseñanza.

París, 29 de enero.- La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) da a conocer su 11° Informe de Seguimiento de la Educación para Todos (EPT) en el Mundo. En el reporte se informa que la crisis mundial del aprendizaje tiene un costo anual de 129 mil millones de dólares.

 

  • En América Latina, donde el aprovechamiento es más alto en general, los niños procedentes de entornos desfavorecidos quedan en un nivel muy inferior con respecto a los niños de medios más acomodados. En El Salvador, 42% de los niños de los hogares más pobres finalizan la enseñanza primaria y dominan las competencias básicas, frente al 84% de los provenientes de los hogares más ricos.
  • El nivel medio de escolaridad en América Latina y el Caribe pasó de 3.6 en 1965 a 7.5 en 2005.
  • Vivir en una zona desfavorecida –especialmente las rurales-, es un enorme obstáculo para el aprendizaje. En algunos países de América Latina, entre ellos El Salvador, Guatemala, Panamá y el Perú, las disparidades de aprovechamiento en aritmética y lectura entre los alumnos de zonas rurales y los de zonas urbanas son superiores en un 15%.
  • En América Latina los docentes ganan por encima del umbral de pobreza, pero los sueldos no son mejores que los de quienes ejercen profesiones que requieren cualificaciones análogas. Entre 2007 y 2008, los profesionales y técnicos con características similares ganaban 43% más que los maestros de enseñanza preescolar y primaria en el Brasil, y 50% más en Perú.

“¿De qué sirve la educación si los niños, después de años escolarizados, acaban sus estudios sin las competencias que necesitan? El gran número de niños y jóvenes analfabetos pone de manifiesto cuán crucial es que la igualdad en el acceso y el aprendizaje constituya un aspecto central de los futuros objetivos de la educación. En los nuevos objetivos para después de 2015 se ha de velar por que todos los niños no solo estén escolarizados, sino que aprendan lo que necesitan aprender” – Pauline Rose, directora del Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo.

El Informe de la Unesco reporta que:

  • En 2012, un 25% de los niños menores de 5 años sufría retraso del crecimiento. En 2011, alrededor de la mitad de los niños de corta edad podía acceder a la enseñanza preescolar, aunque en el África Subsahariana esa proporción era solo de un 18%.
  • El número de niños sin escolarizar ascendía a 57 millones en 2011, la mitad de los cuales vivían en países afectados por conflictos. En el África Subsahariana a finales del decenio, solo el 23% de las niñas pobres de las zonas rurales terminaban la enseñanza primaria. Si las tendencias observadas recientemente en la región se mantienen, en 2021 se logrará la finalización universal de la enseñanza primaria para los niños más ricos, pero en el caso de las niñas más pobres, ésta no se logrará sino en 2086.
  • En 2011, 69 millones de adolescentes no estaban escolarizados, y esa cifra apenas había mejorado desde 2004. En los países de bajos ingresos, solo 37% de los adolescentes finaliza el primer ciclo de la enseñanza secundaria, y esta tasa es incluso más baja, del 14%, entre los adolescentes más pobres. En los países en desarrollo, es posible que no se logre la alfabetización universal de las jóvenes más pobres hasta 2072.
  • En 2011 había 774 millones de adultos analfabetas, lo que representó una disminución de solo 1% desde el año 2000. Se prevé que, de aquí a 2015, esa cifra solo disminuya ligeramente, hasta los 743 millones. Casi dos terceras partes de los adultos analfabetas son mujeres.
  • Aunque se suponía que la paridad de género se alcanzaría antes de que finalizara 2005, en 2011 solo el 60% de los países había alcanzado ese objetivo en la enseñanza primaria y únicamente el 38% en la enseñanza secundaria.
  • 250 millones de niños no están adquiriendo las competencias básicas a pesar de que la mitad de ellos han estado escolarizados por lo menos durante 4 años. El costo anual de esta insuficiencia es de aproximadamente 129 mil millones de dólar.
  • Es fundamental invertir en los docentes, puesto que menos del 75% de los maestros de primaria se han formado con arreglo a normas nacionales. En un tercio de los países, el problema que plantea la formación de los docentes que ya están en activo es mayor que el de contratar y formar a nuevos docentes.

 

unescoeducacionniñosregiones

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();