Entrevista. Análisis México – Brasil por CAMEBRA

riodejaneiro

Como complemento del ANÁLISIS. México vs los BRICS: Brasil, Mexican Business Web presenta las percepciones del Lic. Miguel Ruiz Luna, presidente de la Cámara México-Brasil (Camebra) en torno a la relación comercial de estos dos países.

México, 31 de enero.- En entrevista con Mexican Business Web el Lic. Miguel Ruiz Luna, presidente de la Cámara México-Brasil (Camebra) platica sobre la relación comercial de estos dos países México y Brasil.

 

México es entre el 9º y 10º socio comercial de Brasil. Hay países tanto del Mercosur como de otras economías más desarrolladas como Estados Unidos y economías europeas que tienen mayor peso comercial para Brasil. Aunque la relación de comercio va creciendo, el intercambio aún es pequeño respecto al potencial que pudiera haber: menos de 3% del comercio que representa hoy por hoy el intercambio total de México. En el caso de Brasil, llega a ser poco menos del 2%.

 

Ruiz Luna proporciona distintos alcances debido a las recientes reformas estructurales mexicanas en el intercambio México-Brasil:

 

  • Educación: A pesar de que hay intercambio de estudiantes entre ambos países, todavía no se alcanza el potencial.
  • Energía: Ahora que se permite el acceso de inversión extranjera, se suplirán deficiencias en exploración de aguas profundas y refinación, ya que Brasil tiene más desarrollo. Para energías renovables hay algunos proyectos que detonarán en el tratamiento del etanol. En petroquímica hay importantes relaciones brasileñas en México y exportaciones mexicanas en el mismo rubro, por lo tanto la integración será complementaria.
  • Financiera: Brasil tiene más avances en temas de crédito y manejo bancario. El buró de crédito en el país sudamericano se maneja con mayor precisión, por lo que habría un intercambio de experiencias. El potencial para México es por su estabilidad en el tipo de cambio, mientras que en la parte brasileña hay más volatilidad en ese rubro.
  • Fiscal: Hay políticas muy distintas de un país a otro en asignación de recursos. En Brasil el programa de hambre cero ha avanzado y tiene 8 años de implementación, de modo que puede haber intercambio de esquemas.

 

La rivalidad por Inversión Extranjera Directa (IED) comenzará en el sector petrolero, ya que en Brasil ya se habían hecho reformas hace 8 años. Sin embargo, Petrobras ya reporta algunos problemas, por lo que Pemex es una nueva alternativa con la apertura del rubro.

 

En el sector automotriz ambas naciones ya compiten por IED, pues Brasil exportó mucho hacia México, y este último repunta desde hace 3 años a nivel mundial debido a su cercanía con EUA y el costo de la mano de obra. Los esquemas de sueldos son un factor que afecta la IED en Brasil.

 

Para el área de petroquímica y agroindustrial, el directivo de Camebra ve complementariedad; sin embargo, para el último caso en México hay escasez de agua e infraestructura, mientras en Brasil esta se está mejorando.

 

En el caso de los bienes de capital, en México se importan casi en su totalidad, mientras que en Brasil este rubro está bien consolidado.

 

México está bien posicionado en Brasil con el sector de alimentos y bebidas (Bimbo, Femsa), y también en las áreas eléctrica, electrónica, ciertos sectores de minería, las cementeras, telecomunicaciones, entretenimiento y modelos de negocio como los de Elektra y Coppel.

 

La inversión brasileña en México es aún relativamente pequeña. En el sector petroquímico es donde tienen más presencia, así como en la fabricación de motores y compresores de electrodomésticos. También en la industria de moda y calzado hay inversiones interesantes. El potencial, sin embargo, está en la agroindustria y las energías alternativas. Las constructoras, por otra parte, se han desarrollado en megaproyectos federales.

 

Para el comercio binacional existe un Acuerdo Marco en varios sectores: educación, tecnología, petrolero; pero es explotado a profundidad. Sin embargo, el directivo subraya que todavía hay mucho por hacer en la relación bilateral en temas cultura, educación y la complementariedad entre las dos naciones sobre estos temas.

 

Miguel Ruiz comenta que la relación bilateral México-Brasil se encuentra en una fase de stand-by derivado del desencuentro por las modificaciones en acuerdo automotriz. Además, Brasil está en proceso de elecciones y de preparativos para la Copa FIFA, por lo que hasta 2016 se profundizará en el avance de la relación.

 

Las recomendaciones que el directivo de la Camebra proporciona para quienes estén interesados en comenzar un negocio en Brasil son:

  • Análisis del mercado: Instituciones como Camebra y ProMéxico se especializan en capacitar a los empresarios. En el caso de la última, tiene oficinas en Sao Paulo. Otra opción es recurrir a consultorías o viajes de reconocimiento. Ruiz Luna comenta que si bien somos países con similitudes, hay grandes diferencias y que por lo general se piensa que es como negociar con EUA u otros países sudamericanos, lo cual puede traer complicaciones.
  • Aprender portugués:  Apenas desde hace 5 años se le dio más importancia al idioma inglés en Brasil. En temas de contratos es básico para evitar malentendidos.
  • Cultura de negocios: En Brasil se habla directamente sobre el interés o desinterés en una propuesta de negocios, mientras que en México no se acostumbra el decir que no a la primera. Dentro de Brasil hay grandes diferencias en hábitos dependiendo de la región a donde se quiera llegar, por lo que es mejor entrar con una estrategia regional. Sao Paulo es el centro de negocios por excelencia y sería más factible iniciar ahí.

 

Por: Raquel Rojas

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();