El negocio del videojuego: 14,194 mdp al año

En México la industria de los videojuegos alcanzará un valor de 14,194 millones de pesos al final del año. Esto representa un crecimiento de 10% con relación a los 12,857 millones de pesos obtenidos durante 2010.

En promedio, el gasto que los mexicanos destinan para adquirir una consola es de 3,745 pesos, disminuyendo ligeramente de los 3,838 que se gastaban en 2010. El desembolso promedio al comprar videojuegos para consola fija es de 248 pesos. La cantidad anterior parecería baja; sin embargo, los fabricantes de videojuegos, como prácticamente cualquier otra industria dependiente de la propiedad intelectual, enfrentan la competencia desleal de la piratería, disminuyendo así el promedio de gasto de los usuarios en videojuegos.

De los usuarios de videojuegos o gamers, una tercera parte reportaron haber adquirido por lo menos un título en el comercio informal. Afortunadamente, los esquemas de meses sin intereses han ayudado a combatir la informalidad en esta industria e impulsado las ventas de forma importante.

Otro esquema que ha impulsado la compra de videojuegos es el mercado de títulos usados, que permite a los usuarios comprar juegos a precios más accesibles y revenderlos cuando ya no los quieren.

Los ingresos de los fabricantes de videojuegos también se han diversificado en la red, donde mantienen una oferta de servicios muy amplia, permiten a sus usuarios jugar en línea, acceder a redes sociales, comprar aplicaciones, accesorios, ver películas, entre otros.

En México, el principal limitante para este mercado es el pobre acceso de banda ancha, pues solo existen 12.7 millones de conexiones de este tipo, y a velocidades muy limitadas comparadas con otros países. Así, tan solo 11% del total de los gamers del país juegan principalmente en línea.

De esta forma, la industria no sólo se ha diversificado en cuanto a dispositivos, sino en cuanto a modelos de negocio. Hoy en día, además de la posibilidad de comprar juegos, se puede jugar gratis con la posibilidad de adquirir personajes, niveles, accesorios y demás necesidades para complementar el juego por medio de micro-transacciones.

Estas micro-transacciones por sí solas no representan una elevada inversión para el usuario ya que tienen un costo muy bajo, pero generan ganancias importantes al sumarse en grandes cantidades. Hoy en día se pueden realizar en cualquier tienda de conveniencia, adaptándose al público mexicano con la accesibilidad de sus puntos de distribución.

(Ernesto Piedras – Competitive Intelligence Unit)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();