Bancos otorgarán crédito a quienes cuenten con RFC, 30 millones quedan fuera

empleo-informal

 

Ciudad de México, febrero 24, 2014.- La modificación a la reforma fiscal obliga a instituciones bancarias a aumentar el nivel de otorgamiento de crédito al sólo contemplar a personas que cuenten con Registro Federal de Contribuyentes (RFC), con el objetivo de mover a la formalidad los préstamos realizados a empresas, negocios o clientes bancarios.

 

De la población total activa que se estima en 50 millones, el 60% se encuentra en el sector informal, por lo que sólo 20 millones de personas son susceptibles de recibir un crédito, según cifras de la Asociación de Bancos de México (ABM).

 

La medida pretende que las pequeñas empresas y micronegocios se integren paulatinamente al nuevo régimen de crédito, además de controlar el origen de los recursos para evitar lavado de dinero y otros ilícitos.

 

La alternativa para los 30 millones que no pueden acceder al esquema fiscal son los financiamientos a través de instituciones bancarias que atienden los sectores bajos de la población y las entidades no bancarias como Sofom, Sofipo, cajas de ahorro, y casas de microcréditos.

 

Estas instituciones serán las principales afectadas ya que sus principales clientes operan sin registro y a partir de la reforma ya no podrán solicitar ningún tipo de préstamo.

 

Al respecto, Armando Sánchez Porras, presidente de la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (Amsofipo) aseguró que “esto en un principio puede afectar, al inicio el que se den de alta será sin fines tributarios; la reforma obliga a los bancos y a todas las instituciones a verificar si su cliente está dado de alta y si no sugerírselo”.

 

Según cifras de la ABM de las 5.1 millones de empresas que operan en México, sólo 900 mil entidades contribuyen al fisco.

 

“Las empresas formales que son susceptibles de ser atendidas como formales por la banca, están por debajo del millón; como individuos, realmente nos quedan aquellos que cuentan con seguridad social; es decir, 20 millones de personas”, anunció Javier Arrigunaga, presidente de la ABM.

 

En opinión de Miguel Ángel Corro, director del Departamento de Economía del Tecnológico de Monterrey, este nuevo régimen no tendrá impacto en el sector bancario debido a que la línea de usuarios a los que se otorga crédito no contempla a los sectores bajos de la población.

 

“La medida es buena porque de cierto modo lo que se espera es que haya mayor formalidad, y por otro lado el crédito es una buena fórmula para incorporar más gente a la base fiscal, pero en la práctica no será fácil implementarla”, declaró.

 

Mexican Business Web con información de medios.

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();