Mercados de capitales hacia el 2030

Frankfurt, Alemania, marzo 3, 2014.- El Deutsche Bank ha presentado un panorama sobre los mercados de capitales y su reconfiguración hacia el año 2030.

 

El reporte menciona que los mercados de capital incluyen ahorros e inversiones, por lo que son vitales para el crecimiento económico, y agrega que en las próximas décadas se verá un alineamiento distinto de los mercados globales, aunque de continuidad con las tendencias actuales.

 

A medida que los mercados emergentes cobren más importancia, los mercados desarrollados mostrarán una inesperada resistencia y los inversionistas mundiales serán más cautelosos ante la incertidumbre.

 

Entre 60% y 70% de los encuestados esperan que para el 2013 los mercados de capital tendrán cada vez mayor eficiencia y liquidez. Sólo 10% o menos de los expertos prevén deterioros en el sector. Los inversionistas permanecen preocupados, ya que 65% de ellos declara que la creciente regulación de los mercados de capital no ha terminado con los riesgos inherentes al mismo.

 

La globalización de los mercados de capital continuará a un ritmo más lento que el de antes de 2008, pero algunos riesgos continuarán:  la inversión extranjera directa y los flujos de capital seguirán en bajos niveles. Los encuestados predicen mayor interacción de las instituciones de mercados de capital aunque a nivel más regional que internacional.

 

Estados Unidos seguirá siendo la potencia financiera mundial.

 

Lo anterior, a pesa de una mayor preferencia de los mercados de capital de las economías emergentes. Los encuestados esperan inversiones importantes en países en desarrollo como la norma para 2030: la proporción de inversionistas con menos de un cuarto de sus activos invertidos en estas economías llegará al 24%, cuando hoy en día es de 60%.

 

Los encuestados afirman que Estados Unidos, China e India tendrán por mucho los mercados de capital más grandes, mientras que Japón, China y Estados Unidos serán los mercados de deuda más importantes. Una ligera mayoría de los expertos (54%) también espera que el dólar americano permanecerá como la moneda mundial de reservas durante las próximas décadas.

 

Los expertos encuestados explican que se ha hecho una mejora substancial en las nuevas regulaciones desde la crisis de 2008 aunque aún queda mucho por hacer. La mayoría de ellos cree que el proceso llevará a una convergencia regulatoria regional a través de la cooperación o legislación extraterritorial en vez del uso de tratados o acuerdos formales.

 

Varios de los expertos expresaron su preocupación sobre el entorno político y que este pueda causar a la regulación irracional del sector de capitales.

 

Un total de 66% de los encuestados piensa que las TI crearán nuevos modelos de negocios para aumentar los capitales o vincular diferentes operadores. Por otra parte, 41% está de acuerdo en que las nuevas tecnologías harán más difícil regular las transacciones globales de capital, mientras que 23% no están de acuerdo con dicho razonamiento.

 

Los encuestados tienen importantes preocupaciones en cuanto a la deuda gubernamental y la posibilidad latente del incremento de la inflación: Más de 50% piensa que la deuda gubernamental muy probablemente debilitará” los mercados de capital nacionales en Alemania, Francia, Reino Unido, China, India, Brasil y Japón antes de 2030. Más del 75% piensa lo mismo acerca del caso estadounidense y espera que dicha deuda y la de China tendrán fuerte impacto en los mercados internacionales.

 

Este estudio de la Intelligence Unit de The Economist  ha sido patrocinado por el Deutsche Asset and Wealth Management y apunta a dar un panorama sobre lo que espera la industria, así como las implicaciones potenciales que el desarrollo de los problemas actuales tendrán en el futuro.

 

La encuesta se realizó a 353 ejecutivos senior de empresas activas en el mercado de capitales, enrevistas a 16 expertos, líderes corporativos e investigación propia del Deutsche Bank.

 

Mexican Business Web via Deutsche Asset & Wealth Management

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();