México; mercado de lujo a nivel internacional

bienes_lujo

 

Ciudad de México, mayo 14, 2014.- México será parte del crecimiento del mercado de lujo a nivel mundial, al situarse en el sexto lugar de 15 países que impulsarán el consumo de bienes de lujo durante la próxima década.

 

 

De acuerdo con un estudio de la consultora McKinsey, los mercados emergentes en la demanda de bienes de lujo podría crecer hasta 25 puntos porcentuales en ciertas categorías en los próximos diez años.

 

 La participación de los mercados emergentes en la demanda de bienes de lujo crecerá impulsada por la estabilidad de sus economías y factores demográficos.

 

“El perfil demográfico de México es muy atractivo para el mercado de lujo, pues tiene un gran volumen de personas integrándose a la vida laboral. Sin embargo, se deben comunicar mejor los cambios que están sucediendo para que resulte atractivo” expresó Massimo Mazza, socio de la empresa consultora.

 

En el mercado de bienes de lujo, México está por debajo de países como China, India, Brasil, Rusia, Corea del Sur e Indonesia, pero sobresale por encima de Turquía y Egipto.

 

 

“Si bien las marcas deben buscar tener presencia en estos mercados emergentes, los países deben trabajar en hacer promoción de sus economías para atraer las inversiones”, explicó el miembro de McKinsey.

 

En 2004 los mercados emergentes concentraban 8% de bienes de lujo en la categoría de moda; para 2011 su participación creció 17%  y para 2025 puede llegar a 33%.

 

En bebidas alcohólicas, la demanda pasó de 15 a 26 por ciento de 2004 a 2011 para 2025 llegará a 44%.

 

Respecto a los artículos de belleza, para 2025 se prevé alcance 47% más de la demanda, superando el 24% del 2011.

 

Las megaciudades son las que concentrarán este crecimiento.

 

“Si miramos a México, el consumo estará concentrado en tres ciudades (Distrito Federal, Monterrey y Guadalajara), no en todo el país”, detalló Massimo Mazza.

 

Mexican Business Web

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();